El juez cita a declarar a Oriol Pujol el 16 de abril

El diputado de Convergència está imputado por tráfico de influencias

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que investiga la trama de las ITV citó ayer a declarar el próximo 16 de abril al diputado de CiU Oriol Pujol, imputado por un delito de tráfico de influencias.

Según explicaron fuentes judiciales, el juez citó a Oriol Pujol para tomarle declaración, después de que el 19 de marzo el TSJC acordara su imputación, lo que provocó que el diputado delegara sus funciones como secretario general de CDC, aunque no renunció a su escaño en el Parlament.

Oriol Pujol está imputado por un delito de tráfico de influencias por su supuesta vinculación con una trama de empresarios y cargos de la Generalitat que intentó supuestamente amañar en beneficio propio la adjudicación del mapa de estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en Cataluña. Desde que fue imputado, Oriol Pujol, sólo ha comparecido ante la Prensa para anunciar que delegaba sus funciones como secretario general de Convergencia.

«Beneficio económico»

En su declaración como imputado, Pujol deberá responder ante el juez, Enric Anglada, y el fiscal Anticorrupción Fernando Maldonado sobre los indicios que apuntan a que, gracias a su peso político como secretario general de CDC y como presidente de su grupo en el Parlament, realizó varias operaciones destinadas a conseguir la adjudicación de un lote de ITV, «con el objetivo de obtener un beneficio económico, para él y/o para sus amigos y colaboradores».

La instrucción de la trama de las caso ITV fue remitida al TSJC por la titular del juzgado de instrucción número 9 de Barcelona, que fue quien inició las pesquisas, dada la condición de aforado del diputado, al que un informe de la Agencia Tributaria sitúa como cooperador necesario en la trama.

Según sostiene el magistrado Anglada en su auto de imputación, Pujol buscaba adjudicar un lote de estaciones de ITV, «vulnerando el derecho a la libre concurrencia pública, de tal manera que su actuación coordinaba, dirigía y daba el necesario apoyo desde una vertiente política al resto de implicados» en el asunto.

El tribunal ve indicios de que, con su proceder, Oriol Pujol buscaba también un beneficio económico propio porque, presuntamente, compartiría con uno de los empresarios imputados una participación en la sociedad Upprime, que debía resultar favorecida con la remodelación de las concesiones de ITV.

Entre las iniciativas tomadas por Pujol que menciona el auto de imputación destaca la de instigar supuestamente los nombramientos de Josep Tous y de Isidre Masalles –ambos imputados también en la causa– como mediador de la administración en el conflicto de las ITV y como nuevo subdirector de Seguridad Industrial de Cataluña, respectivamente.

En el caso de Tous, que había sido presidente de la sectorial de Industria de CDC y director general de Consumo entre 2000 y 2003, el TSJC cree que trabajaba también «al servicio de los intereses de los empresarios imputados».