El número 2 del PSC declara por tráfico de influencias en el caso Mercurio

En la imagen, el ex secretario de organización del PSC, Daniel Fernández
En la imagen, el ex secretario de organización del PSC, Daniel Fernández

El caso Mercurio sigue con su proceso judicial y hoy declaran tres de los principales imputados, el ex secretario de Organización del PSC, Daniel Fernández, el ex alcalde de Sabadell, el también socialista Manuel Bustos, y su hermano Francisco Bustos.

Declararán como imputados en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), por presuntamente presionar para colocar a la ex alto cargo del tripartito Carmina Llumà como directora del área territorial en el Ayuntamiento de Montcada i Reixac.

Presiones

Según la exposición del juez, Fernández presionó a la alcaldesa de Montcada i Reixac, Maria Elena Pérez (PSC), a la que llegó a decir, según recoge una escucha con Bustos. En las escuchas telefónicas mantenidad entre Fernández y Manuel Bustos se desprende que que presionaron a Pérez para que colocara al cargo de su confianza, Llumà, en el puesto municipal, lo cual significa un delito de tráfico de influencias.

Por este caso declaró el viernes la alcaldesa, que negó haber recibido presiones para escoger a Llumà, alegando que era su candidata preferida por sus conocimientos en urbanismo ya que había sido secretaria general de Política Territorial con el tripartito, y añadió que nadie la presionó para tomar esta decisión.

En su declaración negó haber hablado o recibido llamadas de Manuel Bustos y de su hermano, aunque sí admitió haber hablado del proceso de selección del puesto con Fernández. Lo hizo en dos ocasiones. Una primera para informarle de que estaba buscando a una jurista de urbanismo que debía abordar las problemáticas urbanísticas heredadas en el municipio, y una segunda vez para explicarle que su candidata preferida era Llumà.

Quien sí admitió el viernes presiones fue la psicóloga responsable del informe de evaluación de Llumà. Explicó que, tras emitir un primer dictamen declarándola «no apta», mantuvo una reunión en el consistorio a la que asistieron la alcaldesa; el concejal de Urbanismo, Juan Parra; la de Seguridad Ciudadana, Informática, Recursos Humanos, Transportes y Movilidad, Carmen Porro, y el director de Recursos Humanos, Pedro Sarrión. Según explicaron fuentes judiciales, en esa reunión la evaluadora recibió presiones y acabó bajando el listón para que fuera apta. Hoy es el día para que los tres imputados socialistas aclarecen estos hechos.

El TSJC imputó el 15 de marzo a Fernández, número 2 del PSC, por el citado delito de tráfico de influencias. En ese momento, el dirigente del PSC anunció el abandono del cargo de secretario de organización de la formación, pero aseguró que seguriría como diputado en el Parlament.

El caso Mercurio ha significado un fuerte golpe para el PSC. Aparte del presunto vínculo de Fernández con este asunto, en la trama aparece Manuel Bustos, histórico alcalde de Sabadell durante trece años, además de ser también ex presidente de la Federación de Municipios de Cataluña (FMC). Los tres cargos socialistas deberán explicar hoy si presionaron a o no a la alcaldesa de Montcada i Reixac.