El Palau de la Música recuerda el inicio de la Guerra Civil

El recital acaba con gritos a favor de la independencia
El recital acaba con gritos a favor de la independencia

El 18 de julio de 1936, Pau Casals ensayaba con sus músicos la novena sinfonía de Beethoven, conocida popularmente como «El Himno de la Alegría». Debía sonar en la inauguración de la Olimpiada Popular que había organizado el gobierno republicano como contrapropuesta a los Juegos Olímpicos que se celebraban en Berlín con Hitler. Pero el alzamiento de las tropas franquistas truncaron el acontecimiento, al que habían acudido más de 23 países. Los atletas serían el embrión de las Brigadas Internacionales.

Barcelona reparó ayer está deuda con la Historia y conmemoró en el Palau de la Música el inicio de la Guerra Civil con un recital poético y musical, se leyó el «Oda Barcelona» de Pere Quart y sonó «El Himno de la Alegría» y cánticos a favor de la independencia.