El PP cifra la deuda de la Generalitat con Barcelona en 314 millones

La Razón
La RazónLa Razón

El presidente del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, volvió a denunciar ayer la creciente deuda de la Generalitat con el Consistorio y la situó en 314 millones de euros. «Cada vez la solvencia de Barcelona es más relativa por los regalos del alcalde Xavier Trias al señor Artur Mas». Por ello, reclamó al Ayuntamiento que detalle los pormenores de la deuda.

Fernández destacó que, sin tener en cuenta 10,4 millones de pasivo autonómico con las empresas municipales, la deuda de la Generalitat con Barcelona aumentó de 206 a 304 millones del 1 de julio de 2011 al 31 de diciembre de 2012, lo que supone un incremento del 50 por ciento. Así las cosas, el PP presentará una proposición en el pleno del viernes para cuantificar esta deuda, e instará al Govern a reconocerla para incorporarla a los pagos pendientes a cargo del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), «respetando», según Fernández, el pago a los municipios como tercera prioridad de estos fondos, por detrás de los proveedores y las entidades sociales.

En la misma línea, los populares pedirán al Ayuntamiento que presente un informe sobre las inversiones y el resto de gastos de la liquidación de los Presupuestos de 2011 y 2012 de la Generalitat en Barcelona, así como la ejecución de los convenios y acuerdos vigentes entre las dos administraciones.

El PP también quiere ratificar los acuerdos aprobados en comisión que rechazan el convenio del Consistorio y la Diputación de Barcelona que prevén una inversión de 30 millones en cultura en la capital catalana –para crear el nuevo Museo de las Culturas, entre otros aspectos–, y que rechazan también que los 25 millones que Barcelona prestó al Govern en 2011 para invertir en la desaparecida Spanair se devuelvan con inversiones cerradas entonces.

Los populares aprovecharán el pleno del viernes para interrogar al gobierno municipal sobre los primeros dos años de legislatura de Xavier Trias al frente de la alcaldía de Barcelona.

Reelección

Tras conocerse la voluntad del alcalde de presentarse a la reelección, Fernández señaló que «lo primero no son ni las primarias socialistas ni si el alcalde se volverá a presentar en 2015. Lo primero es cómo desde Barcelona ayudamos a superar la crisis, a generar trabajo y ayudar a las personas que más lo necesitan».