El PP exige por segunda vez al Govern que retire «estelades» de las escuelas

La simbología secesionista
La simbología secesionista

BARCELONA- «La imposición de una ideología a menores de edad, aprovechando su escolarización obligatoria, es un abuso de poder, fraudulento y antidemocrático». Y, por ello, la diputada del PP, María José García Cuevas, exigió ayer, en el pleno del Parlament, a la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, que «actúe efizcamente para erradicar símbolos, pancartas y cualquier adoctrinamiento político de la escuela».

Con la intervención de ayer, ya son dos las veces en que los populares exigen a Rigau que cumpla con «su obligación constitucional como consellera de garantizar la objetividad y la imparcialidad de la educación por encima del ambiente y los gustos del entorno». De hecho, la máxima responsable del sistema educativo catalán aseguró que el presente curso se iniciaría sin pancartas ni simbología que hiciera referencia a la independencia de Cataluña, pero incumplió. Cuevas aportó datos y fotografías en las que se ven «estelades» en la escuela de Mieres, el instituto de Vic y la escuela Frigolet de Porqueres.

«Corrija una de las consecuencias más lamentables del proyecto secesionista de CiU y saque la política de las aulas», apremió la diputada popular, porque «ningún centro tiene derecho ni autonomía para hacer política ni adoctrinar» y los niños tienen derecho «a no estar sometidos a propaganda política»