El PP prepara un desembarco de ministros para frenar a Mas

Lanza una campaña para contrarrestar los actos del Tricentenario

El desembarco de Rajoy y barones del PP durante las últimas campañas electorales fue clave para la mayoría absoluta
El desembarco de Rajoy y barones del PP durante las últimas campañas electorales fue clave para la mayoría absoluta

El PP ha impugnado los presupuestos de la Generalitat, principalmente, porque recogen una partida de 5,75 millones dedicada a «procesos electorales y consultas populares». Alega que este dinero es para celebrar una consulta «ilegal», porque en 2014 no hay previstos comicios para renovar el parlamento catalán. Pero aunque no sea año electoral –se celebran las europeas, pero los gastos no corren a cargo de la Generalitat–, el empeño de Artur Mas y ERC por celebrar la consulta coincidiendo con el Tricentenario de 1714 ha enrarecido el ambiente hasta el punto de que la tensión y la intensidad con la que los políticos se prodigan es la misma e incluso superior que en elecciones. El PP mismo estrenará una campaña en enero para explicar las ventajas de seguir en España y contrarrestar el Tricentenario de 1714 con desembarco de ministros, inclusive.

Todos los partidos han diseñado estrategias para ganar adaptos a su postura ante la eventual preguntará si «¿quiere que Cataluña sea un estado?» y en caso de responder «sí», si «¿quiere que Cataluña sea un estado independiente?».

Con una charla en Pallejà, para seducir al Baix Llobregat, último bastión socialista, Mas puso en marcha la maquinaria propagandística de CDC para explicar que sólo la independencia garantiza «un futuro mejor». El PP contraatacó con una campaña bajo el nombre «derecho decidir, derecho a saber», con la que pretendría explicar las «mentiras» de la independencia que los soberanistas venden como la panacea a todos los problemas que asolan a Cataluña. Ahora intensifican esfuerzos para contrarrestar el alud propagandístico de los 300 años de 1714 en forma de campañas diseñadas por los propios partidos políticos, pero también por entidades soberanistas, novedades literarias y cinematográficas.

En una entrevista con la agencia Efe, el portavoz del PP catalán, Enric Millo, avanzó que el partido intensificará las visitar de miembros del Gobierno de Mariano Rajoy. Con la estrategia de pisar tierra catalana, fue como Rajoy se hizo con la mayoría absoluta, seduciendo a un territorio hostil, en el que. hasta las últimas elecciones, el PSC siempre se había impuesto en unas generales.

Millo admitió que «ahora es más importante que nunca que se explique cómo la acción del Gobierno está teniendo efectos positivos para Cataluña». El popular defendió que «los catalanes tienen derecho a saber muchas cosas que la Generalitat esconde o explica de manera manipulada». Convencido de que Cataluña sufrirá una campaña «asfixiante» en 2014 con la excusa del Tricentenario, que «generará un estado de opinión basado en muchas falsedades», el PP ha diseñado una estrategia que bebe de los unionistas británicos. Sánchez-Camacho, y González Pons tomaron nota en su visita a la Conferencia Anual de los conservadores británicos en Manchester el pasado mes de octubre.