El TSJC desvela que algunos jueces se quieren marchar debido al «procés»

Barrientos asegura que «no son mayoría» y que lo que desea es la «estabilidad» judicial

Barrientos dijo que hay que contabilizar las peticiones de traslado para comprobar la dimensión del fenómeno
Barrientos dijo que hay que contabilizar las peticiones de traslado para comprobar la dimensión del fenómeno

Barrientos asegura que «no son mayoría» y que lo que desea es la «estabilidad» judicial.

El proceso independentista sigue causando perjuicios a Cataluña en el día a día. A veces se trata de fuga de empresas, y otras se escapa la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Las consecuencias también amenazan al ámbito judicial. Así lo constató el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos, que ayer presidió la reunión de La Sala de Gobierno del tribunal en Lleida, un foro que aprovechó para desvelar que «algunos jueces están empezando a comentar la posibilidad de marcharse de Cataluña a causa del proceso independentista». Cabe recordar que, al igual que ocurre en el ámbito judicial en toda España, parte de los magistrados no son originarios de la comunidad autónoma en la que trabajan.

«Tensión personal»

En sus declaraciones, Barrientos señaló que estas posibles peticiones de jueces para ser trasladados son, en buena parte, por la «situación de tensión personal» desencadenada por el «procés» independentista.

Añadió que «el escenario político que hemos vivido en los últimos meses hace que nos hayan llegado comentarios de compañeros para marchar fuera», pero aclaró que «una cosa es hacer el comentario, y otra concursar directamente a un destino fuera de la comunidad». Insistió en que este análisis es provisional, y que las cifras de verdad se conocerán con el tiempo.

Respecto a que haya posibles fugas, Barrientos señaló que espera que estos movimientos no se ejecuten muy próximamente, porque el objetivo es conseguir estabilidad en la plantilla. En este sentido, en la reunión de ayer habló de asuntos como la necesidad de refuerzos en algunos juzgados.

Insistió el máximo magistrado del TSJC, respecto a posibles fugas, que «no es una tónica general, no es una desbandada, no quiero anticiparme a un escenario que ojala no se dé, para nosotros es, importante, vital mantener la plantilla judicial que está consolidada, aunque tenemos movilidad de jueces jóvenes. Para nosotros sería problemático que se marcharan magistrados que ya están aquí de manera permanente».

En este sentido, el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, se dirigió por carta a todos los jueces que ejercen en Cataluña tras la declaración de independencia. «Sabed que contáis con todo el respaldo que se os pueda prestar desde el CGPJ y desde vuestro TSJC, y tened por seguro nuestro firme y decidido compromiso para con vosotros en el desempeño de vuestra labor», dijo.

Lesmes instó a los jueces a reaccionar «en defensa de la legalidad y preservar el orden constitucional, que ha sido alterado», y que corresponderá al CGPJ una parte muy importante de esa tarea. Es lo que se ha hecho siempre».