Fira de Barcelona supera todos los pronósticos de actividad en 2013

Miquel Valls, Felip Puig, Josep Lluís Bonet y Agustí Cordón, ayer en la presentación del balance de 2013 de Fira Barcelona
Miquel Valls, Felip Puig, Josep Lluís Bonet y Agustí Cordón, ayer en la presentación del balance de 2013 de Fira Barcelona

Hace doces meses, Fira de Barcelona afrontaba el año 2013 con prudencia y contención. Acorde con la situación económica, el consorcio optó por la moderación en gastos y la cautela a la hora de formular previsiones. Pero cuando faltan escasos días para concluir el año, la previsión es cerrar el ejercicio con una facturación estimada de 117,2 millones de euros, un 10,9 por ciento más de lo presupuestado y un 1,7 por ciento más respecto a 2012.

Su capacidad de mantener los salones propios y a su vez apostar por la innovación y la internacionalización son los principales factores que explican los buenos resultados que la Fira ha cosechado en 2013, un año en el que ha acogido 62 salones y congresos y más de 70 eventos. En esta línea, en el apartado de resultados, también se han mejorado las previsiones. Fira prevé alcanzar los 9,6 millones, una cifra que, además, soporta los costes de estructura derivados de la integración de la sociedad Alimentaria Exhibitions.

Como no podía ser de otra forma, Josep Lluís Bonet, presidente del Consejo de Administración de Fira de Barcelona, mostró ayer su «satisfacción por los resultados, máximo en el contexto en el que se han producido». «En un año muy difícil para todos, Fira ha demostrado una solvencia sólida, lo que supone servir a las empresas, al sector económico y al país», señaló Bonet. Por su parte, el conseller de Empresa y Ocupación, Felip Puig, destacó «el buen funcionamiento del modelo de consorcio que representa la Fira, un modelo cada vez más necesario». «El refuerzo de las instituciones pasa por modelos de gobierno cada vez más compartidos», añadio.

Agustí Cordón, director general de la institución, hacía especial hincapié en la clara apuesta que la Fira ha hecho este año por los grandes congresos médicos y tecnológicos, consolidando así la estrategia iniciada en 2006, que en 2013 ha reunido en Barcelona a más de 100.000 visitantes. Asimismo, señaló que, de cara al año próximo, éstos serán también un pilar fundamental en la hoja de ruta de la entidad.

Por otro lado, de acuerdo con la estrategia de desarrollo del negocio internacional, en 2014 Fira saldrá de nuevo al exterior con citas inéditas como los salones del Automóvil y de Joyería de Qatar o el Smart Cities de Kyoto, entre otros. En este apartado, adquiere especial relevancia el acuerdo de colaboración al que se ha llegado con el gobierno de Qatar con la mediación del agente QMedia.

«2013 ha sido el año de consolidación de las grandes estrategias y de cumplimento al alza de las previsiones», concluyó Cordón, y anunció que de cara al 2014 «esperamos generar unos ingresos de 120,5 millones y organizar alrededor de 55 salones, aunque hay un par más en negociación».

El año próximo se celebrarán eventos de gran relevancia como Alimentaria, Mobile World Congress, Smart City Expo, Hostelco o Expoquímica, y se estrenarán otros como Handmade Festival, dedicado a la creatividad manual, o Denim by Première Vision, una cita de la industria de la ropa vaquera que llega desde París. Los congresos médicos y tecnológicos continuarán teniendo un importante peso en el calendario de la Fira para 2014 con citas como EWEA, ELA y el Congreso Europeo de Cardiología, que congregará a unos 30.000 profesionales.