Hacienda dará al Govern los datos para calcular sus balanzas fiscales

La Razón
La RazónLa Razón

Las balanzas fiscales llevan siendo un arma política desde hace cerca de una década. La Generalitat basa buena parte de sus anhelos en este mecanismo contable. El ex presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, llegó a publicarlas y el Ejecutivo actual se ha comprometido a hacer lo propio. Con una particularidad, quiere incluir nuevos elementos de cálculo para evitar, en la medida de lo posible, su uso partidista. Por ello, el investigador del CSIC, Ángel de la Fuente, uno de los tres académicos encargados de diseñar la metodología de las nuevas balanzas fiscales, conocidas como cuentas públicas territorializadas, pidió ayer a la Generalitat que no descalifique el nuevo método. A su juicio, este sistema de cálculo es «neutral» y el Govern podrá, gracias a estos datos, calcular sus propias balanzas fiscales.

El debate de fondo radica en que incluso en un estándar contable como son las balanzas fiscales existen dos métodos de cálculo. Por un lado está el método flujo monetario y por otro carga-beneficio. A ambos se les puede incluir, o no, otro concepto contable conocido como neutralización –tener en cuenta el efecto crisis–. Es decir, cuatro métodos de cálculo. El primero es el preferido por el soberanismo ya que arroja el famoso saldo negativo de 16.000 millones para Cataluña. Y que consiste básicamente en restar los ingresos del Estado de los impuestos recaudados. El método carga–beneficio, sin embargo, también incluye en sus cálculos inversiones que no se realizan directamente en un territorio pero que tienen su efecto en él, como un cuartel del Ejército en Ceuta.

De la Fuente precisó que con la nueva metodología «habrá una balanza fiscal –neutralizada y con el método de carga-beneficio–, como hasta ahora, pero muchas más cosas»: una descomposición de ese saldo en muchas partidas «que nos permitirán ver qué partes pueden ser problemáticas o preocupantes, como que en los territorios más ricos se pagan más impuestos». El economista aseguró que, de hecho, el nuevo modelo «es un sustituto mejorado» de las balanzas teniendo en cuenta que «se va a seguir dando» la información anterior y más». El economista señaló que el Govern podrá calcular las balanzas con el sistema que crea conveniente.