ICV hará una gira nacional para advertir que España «o se cambia o se rompe»

Herrera defenderá la consulta tras concluir que el modelo autonómico ha llegado a su final

Joan Herrera recorrerá Andalucía, Madrid, País Vasco, Asturias y Galicia defendiendo la consulta ante el «fin de régimen»
Joan Herrera recorrerá Andalucía, Madrid, País Vasco, Asturias y Galicia defendiendo la consulta ante el «fin de régimen»

Andalucía, Madrid, País Vasco, Asturias y Galicia son las primeras paradas que tiene decididas el líder de ICV, Joan Herrera, para poner en marcha una campaña por toda España a favor de la consulta soberanista en Cataluña. «O es con la ola que viene de Cataluña que se cambia España, o no se cambia y se rompe», aseguró ayer Herrera en una entrevista con Efe.

ICV ha decidido apostar fuerte por la consulta teniendo en cuenta dos motivos de carácter estratégico. El primero es tratar de devorar el espacio que aún conserva el PSC de electores catalanistas y el segundo es no ser devorado por la CUP, la formación independentista y anticapitalista que amenaza con menguar su bolsa de votantes.

La lectura de ICV es que la España de las Autonomías ha llegado a su fin y que, por tanto, se impone modificar el modelo. «Estamos ante un fin de régimen, ante el fin de la España tal como la entendemos», cosnsideró.

Aunque Herrera ha evitado concretar qué posición defendería en la pregunta de la consulta soberanista, hay pistas suficientes como para concluir que el líder de ICV abogaría por responder «sí» a la creación de un Estado en Cataluña y «no» a que éste fuera independiente. No hay que viajar muy lejos en la hemeroteca, de hecho, para hallar conferencias de Herrera a favor del federalismo. El problema es que ICV alberga un sector independentista que no puede ignorar.

Moviendo fichas

En todo caso, la dirección de los ecosocialistas es partidaria en estos momentos de propiciar que los poderes centrales muevan ficha para buscar un mejor encaje de Cataluña en el conjunto español. «O acaban seduciendo a Cataluña o España se rompe», aseguró.

La idea de Herrera es aprovechar la gira que va a hacer por España de presentación de su libro «Cuánta desigualdad puede soportar la democracia» para «desencallar» la situación actual. En su opinión, España debería actuar como Canada y Renino Unido, y permitir un referéndum en Cataluña porque es la mejor manera de despejar «dudas».

Extrañamente, el líder de ICV está convencido de que en la sociedad española hay una mayoría favorable a que los catalanes ejerzan el derecho a decidir. Según su análisis, el problema es la postura del PP, por su «chantaje» y por sus «amenazas», así como el «seguidismo» del PSOE. «Los tempos de Rajoy lo que hacen es empeorar las cosas, su gestión está siendo desastrosa. Su respuesta, quizá, dentro de un año ya no sea válida», pronosticó.

En todo caso, el Gobierno no tiene la menor intención de entrar en negociaciones para neutralizar la consulta. Así lo volvió a dejar ayer claro el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, que aseguró que no habrá contrapartida de ningún tipo para frenar la consulta en Cataluña.

TIEMPO DE PROPAGANDA

Mientras ICV piensa realizar una «campaña pedagógica» explicando las bondades de la consulta, el resto de partidos que defienden el derecho a decidir también planean inciativas propagan- dísticas. CiU, por ejemplo, ha puesto en marcha una campaña dirigida a los ciudadanos que viven en Cataluña pero proceden de otros puntos de España.