Incendio mortal en Sant Adrià

La Razón
La RazónLa Razón

Dos personas murieron y otras catorce resultaron heridas en un incendio declarado la madrugada de ayer en un edificio de siete plantas de Sant Adrià del Besòs. Además, unas 200 personas tuvieron que ser desalojadas, según informaron los Bomberos de la Generalitat.

El aviso del fuego llegó a la sala de emergencias a las 2.53 horas, cuando los vecinos alertaron del incendio en el edificio situado en el número 18 de la carretera de Mataró de Sant Adrià, adonde se desplazaron once vehículos de los Bomberos y cuatro dotaciones del grupo de Emergencias Médicas.

Acumulación de material

El fuego comenzó en el piso tercero de la tercera planta, donde reside una anciana que, según algunos vecinos, podría padecer el «síndrome de Diógenes» ya que acumulaba cartones y mucho material de desecho en su vivienda. Las llamas se propagaron por la escalera del edificio, y quemaron las puertas de varios pisos hasta prender en una vivienda de la séptima planta.

Aunque inicialmente los vecinos aseguraron que se había producido una deflagración a raíz del fuego, los Bomberos descartaron una explosión de gas.

Fue en la séptima planta donde los bomberos encontraron a una de las víctimas mortales, un hombre de 73 años que habría fallecido a consecuencia de la inhalación de humo.

El humo se extendió por todo el inmueble, lo que dificultó la evacuación de los vecinos, que fueron acogidos en el centro municipal de entidades del barrio. A última hora de ayer 40 de ellos no habían podido regresar a sus casas.

La otra víctima mortal fue encontrada en el piso sexto primera, y se trata de una mujer de avanzada edad, con dificultades de movilidad a la que le practicaron maniobras de reanimación que resultaron infructuosas para salvarle la vida. La vecina del piso donde comenzó el incendio sufrió quemaduras en la cara, las manos y las piernas, y fue trasladada a la unidad de quemados del Hospital del Vall d'Hebron.

Los Bomberos evacuaron preventivamente también a los vecinos de los dos inmuebles colindantes, que, una vez sofocado el incendio, pudieron regresar a sus casas.

Las ambulancias del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) que se trasladaron al lugar atendieron a catorce personas, afectadas la mayoría por inhalación de humo, y cuatro de ellas fueron evacuadas a los hospitales del Vall d'Hebron, Moisés Broggi y el Hospital del Mar. Los vecinos mostraron su conmoción por los hechos y elogiaron a los Bomberos.