Actualidad

La acampada independentista se amplía hasta la Gran Vía

El Ayuntamiento pide a los Mossos que hagan de mediadores para el desalojo

El Ayuntamiento pide a los Mossos que hagan de mediadores para el desalojo

Publicidad

La acampada independentista, que tiene su epicentro en la plaza Universitat de Barcelona, se fue ampliando ayer hasta la Gran Vía, ocupando casi toda la calzada, menos un carril por el que podía pasar el transporte público. También estaba cortada parte de la ronda de Sant Antoni. Sobrepasaban las 100 tiendas, con centenares de jóvenes durmiendo en ellas, y sin ser aún desalojados.

Con una estética y concepto muy parecido al del movimiento del 15–M de 2011, con acampados en plaza Cataluña, el de ahora se trata de un movimiento con elementos comunes, pero mucho más independentista, por lo que enlaza con las protestas de estos días de los CDR, tras la sentencia del juicio del «procés», aunque en este caso no se ha producido ningún incidente.

Se trata de estudiantes que, según aseguraron a este diario «no nos pensamos mover hasta que nos echen». Una chica, justo a su lado, corroboró esta opinión. Estaban recaudando dinero, comida y todo tipo de objetos, con unas urnas con el lema «Caixa de la resistència». Unas señoras estaban entregando, por ejemplo, unas mantas.

Los acampados organizan charlas, debates y conciertos, lo que ocupó todo el día de ayer. La sesión musical fue a partir de las 20.00 horas, aunque al mediodía nadie conocía los artistas que participarían. A primera hora de la mañana se dedicaron a limpiar la acampada, según dijeron, y por la tarde fue el momento de las asambleas.

Publicidad

Uno de los actos estuvo protagonizado por el colectivo denominado Sanitarios por la República, que se quejaron de la «represión policial», con frases muy aplaudidas por una numerosa audiencia. Justo al lado, había una carpa de donación de sangre.

Son muchos los lemas que hay en la acampada, pero todos son proindependencia, «contra la represión», a favor de la libertad de los políticos encarcelados y también la negociación de un referéndum legal.

Publicidad

Tras varios días de acampada, el Ayuntamiento reaccionó. La teniente de alcalde de Movilidad, Janet Sanz, señaló que se pidió a los Mossos d’Esquadra que activen el servicio de mediación para «hacer compatible el derecho a la protesta y el de la movilidad» en esta plaza, y en las calles adyacentes.

Sanz explicó que el Consistorio quiere hacer compatible el derecho legítimo a la protesta con la funcionalidad y la movilidad en la plaza, por lo que añadió que «los servicios de mediación ya están haciendo su trabajo para hacer compatibles estos derechos, esperamos que la situación se resuelva pronto».

Por su parte, el presidente del PP en el Ayuntamiento,Josep Bou, exigió a la alcaldesa, Ada Colau, el «desalojo inmediato» de la acampada. «No podemos permitir que la vía pública se ocupe de forma indefinida, se debe atajar el problema desde el principio», denunció.