La ANC vota «sí» a incluir el referéndum unilateral en la hoja de ruta soberanista

El RUI despierta recelos entre un sector independentista que teme que ponga el punto y final del proceso

La ANC se alinea con la CUP: ahora pedirá al Govern y al Parlament que incluyan el RUI en la hoja de ruta
La ANC se alinea con la CUP: ahora pedirá al Govern y al Parlament que incluyan el RUI en la hoja de ruta

En verano de 2014, la familia soberanista, CDC, ERC, la CUP y el trío civil de la Asamblea Nacional Catalana, Òmnium Cultural y la Asociación de Municipios por la Independencia, defendía con una sola voz la celebración de una consulta independentista.

En verano de 2014, la familia soberanista, CDC, ERC, la CUP y el trío civil de la Asamblea Nacional Catalana, Òmnium Cultural y la Asociación de Municipios por la Independencia, defendía con una sola voz la celebración de una consulta independentista. Aunque finalmente no pudo celebrarse un referéndum vinculante, y eso trajo alguna disputa entre republicanos y convergentes, todos acabaron apoyando sin fisuras la consulta del 9-N. Dos veranos después, los soberanistas sopesan la celebración de otra consulta, un referéndum unilateral de independencia (RUI), aunque éste no cuenta el aval de todos los miembros de la familia. Los detractores temen que sea otro 9-N, que genere frustración entre los independentistas y los más agoreros que acabe poniendo el punto y final al proceso soberanista.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, admitía ayer en una entrevista a la Agència Catalana de Notícies que un RUI sólo tendría sentido si fuera un referéndum y no un proceso participativo como el de noviembre de 2014 y pudieran votar los catalanes que están en contra de la independencia. Ahora que tiene un cargo institucional, evitó posicionarse sobre si se debería incluir o no en la hoja de ruta del Govern y del propio Parlament, pese a que la ANC, la entidad soberanista que presidió durante años y la catapultó a presidir el hemiciclo catalán, ayer avaló el referéndum unilateral de independencia.

En la consulta interna que celebró para decidir si hay que introducir el RUI en la hoja de ruta soberanista, el sí se impuso rotundamente con el 75 % de los votos a favor, tras escrutarsde el 94 %. Apenas participaron 9.000 de los 30.000 socios de la ANC.

La ANC, que decidió convocar esta votación tras el no de la CUP a los presupuestos, al entender que la hoja de ruta debía repensarse, pone en un aprieto a lGovern, donde no todos ven con buenos ojos el RUI. Si bien el grupo parlamentario de Junts pel Sí avala a través de la comisión del proceso constituyente que se exploren «vías democráticas unilaterales» si el Estado sigue dando la espalda a las reinvindicaciones soberanistas, no aclara qué vías ve con buenos ojos, si un referéndum, una declaración ...

La CUP defiende abiertamente una consulta al margen del Estado. Pero Carles Puigdemont descartó su propuesta de convocar una cumbre para debatir el RUI. Ahora, la ANC pedirá al Govern y al Parlament que celebre un referéndum con respuesta binaria, vinculante y decisivo. El politólogo Ferran Requejo, que participa en la comisión del proceso constituyente, alerta del peligro de «jugar a hacer referéndum en el marco de la legalidad española».