La CUP evita condenar los ataques a policías

Creen que la “rabia” viene de las cargas del 1-O

En la imagen, dirigentes de la CUp

Creen que la “rabia” viene de las cargas del 1-O

l número dos de la CUP al Congreso por Barcelona, Albert Botran, ha evitado este lunes condenar los ataques contra agentes de las fuerzas policiales del pasado fin de semana en la Ciudad Condal y ha señalado como origen de los disturbios la “rabia” de los jóvenes catalanes a la violencia ejercida por la Policía durante la celebración del referéndum del 1 de octubre de 2017.

Así lo ha explicado Botran en declaraciones realizadas frente al Congreso donde ha presentado la candidatura de la CUP a las elecciones generales junto a la número uno por Barcelona, Mireia Vehí, la número tres Eulàlia Reguant, y el cabeza de lista por Lleida, Francesc Gabarrell.

Preguntado expresamente por los ataques a los policías, Botran ha admitido que en las manifestaciones se dan “muchas situaciones problemáticas”, pero ha dicho desconocer exactamente el contexto de los ataques por los que se le inquiría. “No conozco el contexto, supongo que se dieron algunos empujones”, ha indicado.

Sin embargo, ha recalcado que sí tiene claro cómo actuaron los mossos que, “sin mediar pregunta” bajaron de un furgón y “directamente” cargaron contra un grupo de gente que está sentada en una terraza barcelonesa. “Esas imágenes me parecen bastante contextualizadas y un resumen de lo que estamos viendo estos días”, ha denunciado, tachando de “deleznable” la actuación de la policía catalana durante las últimas semanas.

“NO LES GUSTÓ QUE LES PEGARAN”

“Esta es la violencia que hay que atender principalmente pidiendo responsabilidades, una investigación y dimisiones porque esto no puede continuar”, ha avisado.

Botran ha rehusado condenar la violencia contra los policías explicando que “la tarea de las organizaciones o políticas no es la condena o la no condena” sino entender el origen de los acontecimientos. A su juicio, en este caso, la “rabia” que hay “entre la juventud catalana” es causa de que “no les gustó ver cómo pegaban a sus mayores y a ellos mimos y cómo destrozaban sus colegios en el 1 de octubre”.

En este sentido ha instado a los “responsables políticos” de aquella situación a analizar “qué grado de responsabilidad tienen de la protestas que hay hoy en Catalunya” y ha añadido que “en muchos casos ha habido manifestantes que se han salido en defensa de las agresiones policiales”.

Además, Botran ha coincidido con la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, en que los disturbios de las últimas semanas contribuyen a visibilizar el conflicto catalán en el extranjero, pero ha incidido en que deberían “llamar la atención” del Gobierno central.