Cataluña

La Generalitat abre una investigación interna sobre las cargas de los Mossos en el Prat

Budó justifica las acciones y dice que “compartimos la rabia de la gente”, aunque pide “prudencia” antes de conocer las conclusiones

Budó justifica las acciones y dice que “compartimos la rabia de la gente”, aunque pide “prudencia” antes de conocer las conclusiones

Publicidad

Un día después del colapso en el aeropuerto del Prat por parte de miles de CDR, que incluyó cargas por parte de los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional, con alguna lesión, el Govern anunció que se investiga la actuación del cuerpo autonómico.

Fue la consellera de Presidencia y portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, quien dijo ayer que “compartimos la rabia de la gente”, en relación a la ocupación del aeropuerto, lo que se puede entender como un apoyo a los CDR. En su opinión, es mejor tener “prudencia” antes de conocer el resultado de las investigaciones.

Sin ser muy explícita, Budó defendió las cargas policiales porque, a su juicio, en caso de que los manifestantes hubieran traspasado el cordón de antidisturbios se les podría acusar de un delito de sedición. La portavoz insistió en que “la actuación policial fue para velar por la seguridad de todos”, aunque recordó que se estaban revisando los vídeos de las actuaciones de la Policía Autonómica.

No obstante, y pese a que reconoció que hubo “algunos incidentes puntuales que pudieron ser no cívicas ni pacíficas, y aquí los cuerpos de seguridad actuaron”, a lo que añadió que los Mossos tuvieron que intervenir para garantizar la seguridad de los propios manifestantes.

Publicidad

Los dos cuerpos policiales cargaron contra los concentrados, y Budó evitó en todo momento censurar la actuación de la Policía Nacional. Insistió en que “era necesario actuar para preservar la seguridad de las personas porque en caso de romperse el cordón se entraba en el terreno de la infraestructura del aeropuerto, y tenemos antecedentes de que por ocupar las pistas te pueden acusar de sedición”, en referencia a la invasión de las pistas del Prat en julio de 2006, por parte de sindicalistas. Budó puso como ejemplo las aglomeraciones que se produjeron en el Metro o trenes hacia el aeropuerto, volviendo a la seguridad de las personas.

Preguntada por que el Govern llame a movilizarse contra la sentencia pero a la vez quiera garantizar el funcionamiento del aeropuerto y los Mossos carguen contra los manifestantes, la consellera admitió que “a veces estas contradicciones son difíciles de resolver”. En este sentido, señaló que la Generalitat debe garantizar el derecho de manifestación contra una sentencia que ve “injusta” , pero a la vez debe “garantizar el normal funcionamiento del país”.

Publicidad

Fuentes de los Mossos confirmaron a LA RAZÓN que las Brigadas Antidisturbios (Brimo) no cargan nunca contra manifestantes sin órdenes de la conselleria de Interior.