La Generalitat quiere reducir hasta 8.000 altas hospitalarias este año

La medida forma parte de la reordenación de los servicios sanitarios

Desde su llegada a Salud, el conseller Ruiz defiende la reordenación del sistema
Desde su llegada a Salud, el conseller Ruiz defiende la reordenación del sistema

BARCELONA– La conselleria de Salud va desglosando poco a poco sus planes de contención del gasto sanitario a sus proveedores. Si hace dos semanas, el Servicio Catalán de la Salud anunciaba a los hospitales y centros de atención primaria concertados que las tarifas reducirán un 4,6 por ciento este año, la semana pasado dio a conocer otro de sus planes: reducir la cifra total de altas hospitalarias en 8.000 este año. La medida forma parte de la reordenación del sistema sanitario en el que el Govern viene trabajando desde hace dos años y cuyo proceso está previsto que finalice en 2015.

Desde que Boi Ruiz asumiera la conselleria de Salud en las elecciones a la Generalitat de 2010, las políticas de austeridad puestas en marcha han seguido dos líneas de actuación. La primera y más visible debido a la crudeza de sus consecuencias es el recorte puro y duro del presupuesto destinado a la salud de los catalanes. En este sentido, Ruiz ha aplicado a rajatabla la ya archiconocida frase del presidente de la Generalitat, Artur Mas, «hacer más con menos», agradeciendo, eso sí, siempre que ha tenido la ocasión el esfuerzo realizado por los sanitarios. Tras más de dos años de ajustes económicos, aún es necesario reducir más el gasto sanitario. El último tijeretazo sanitario hecho público es la reducción de la factura de los servicios concertados un 4,6 por ciento a falta de que se concreten los presupuestos catalanes de este año.

Cambios hasta 2015

La otra línea de actuación busca racionalizar el sistema sanitario y fomentar su eficiencia con políticas a medio y largo plazo. Para ello Salud ha estado trabajando, y realizando pruebas piloto territoriales, en planes de reordenación asistencial y territorial, los denominados RAT. Éstos tienen por objetivo «generar sinergias entre servicios, mejorar la calidad y los resultados asistenciales», explica a Ep el gerente de Planificación, Compra y Evaluación de Servicios Asistenciales del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Àlex Guarda. Así, por un lado, unidades especializadas se unirán en un solo hospital, por ejemplo, y, por otro, se implantarán nuevos modelos de atención al paciente como el plan de crónicos.

Para Salud es posible reducir este año entre 6.000 y 8.000 las altas hospitalarias este año gracias a estos RAT, lo que representa el 1 por ciento de las 750.000 altas anuales que se producen en territorio catalán. De hecho, según Salud el 10 por ciento de los ingresos son evitables, así como el 30 por ciento de los reingresos y el 3,7 por ciento de las consultas externas (unas 500).

¿Cómo se concretan los RAT? Guarda explica tres de ellas. En septiembre disminuirán en un 37 por ciento las camas disponibles para pacientes con problemas agudos de salud mental en el Parc de Salut Mar de Barcelona. Tras el cierre del centro Fórum, el Hospital del Mar y el centro Emili Mira deberán hacerse cargo de estos enfermos. Otros ejemplos, en el Vallès y el Baix Llobregat se unirán los servicios de cardiología, neurología, traumatología, oncología y cirugía vascular en los hospitales de Mollet, Granollers y Sant Celoni, por un lado, y el General de L'Hospitalet, el Moisès Broggi y Bellvitge, por el otro.

Pero todo tiene un precio. Los sindicatos temen más despidos y Guarda asegura que lo que se dará es una mayor movilidad de los profesionales entre centros.