Los CDR habían elaborado sus propios “manuales” de explosivos

Dos de los detenidos han reconocido que habían adquirido materiales para fabricarlos.

Protestas ante la Audiencia Nacional
Protestas ante la Audiencia Nacional

Dos de los detenidos han reconocido que habían adquirido materiales para fabricarlos.

Miembros de la célula de los CDR, desarticulada por la Guardia Civil, habían tomado notas manuscritas de los tutoriales de internet en los que se explica cómo se fabrican distintos tipos de explosivos, según han informado a LA RAZÓN fuentes de la investigación. Es decir, habían confeccionado sus propios “manuales” cuya finalidad no podía ser otra que la de elaborar artefactos.

Entre los explosivos cuya composición habían consultado y “tomado los apuntes” estaba la Goma-2, muy difícil de fabricar artesanalmente pero no imposible. Una vez elaborado, tiene un gran poder destructivo.

Tal y como adelantó este periódico, la célula tenía previsto realizar los primeros ataques en zonas poco vigiladas, como las grandes redes de electricidad que discurren casi siempre por zonas despobladas.

Al menos dos de los siete miembros de los CDR detenidos el lunes acusados de delitos de rebelión, terrorismo y tenencia de explosivos han reconocido ante la Guardia Civil haber comprado y haber hecho pruebas para la fabricación de artefactos, según confirmaron las citadas fuentes.

Otro de los detenidos ha presentado, por su parte, un habeas corpus para ser puesto de forma inmediata a disposición judicial, según fuentes consultadas por Efe.

Al parecer, habían adquirido "el compromiso"de cometer alguna acción para "meter ruido"de cara al aniversario del referéndum ilegal del 1-O.

En medios próximos a la Guardia Civil y al Ministerio del Interior se ha señalado que el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska fue informado con anterioridad de que se iba a desarrollar esta operación. Después, ante el cúmulo de noticias que se difundían, algunas inexactas, se celebraron algunas reuniones con el fin de aclarar algunos extremos, ya que se daba la sensación de que las autoridades se enteraban por los medios de comunicación.

En la Benemérita se ha subrayado que los agentes han desarrollado el operativo, de acuerdo con el juez y el fiscal, y que el Ministerio del Interior ha estado informado.

Asimismo, han recordado que sí existió una nota oficial para informar de la operación, en la que se incluían los datos que se podían difundir dado que el magistrado había decretado el secreto de las actuaciones.

Petición de prisión

La Fiscalía ha solicitado el ingreso en prisión para al menos dos de los siete miembros de los CDR que han pasado este jueves a disposición del juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón por presuntos delitos de terrorismo y estragos, según avanzan en fuentes de las defensas. Las declaraciones siguen celebrándose.

Desde primera hora de la mañana, García Castellón escucha en declaración a los siete detenidos. Dos de ellos sí han respondido a los interrogatorios y los otros cinco, que tienen la defensa coordinada por el mismo equipo jurídico, optan por acogerse a su derecho a no declarar más allá de destacar en respuesta a sus letrados que no forman parte de ningún grupo terrorista.

En total, han pasado ante el juez cinco de los siete detenidos y tras cada declaración, se celebra una vista del artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal sobre medidas cautelares. En dos de ellas, tras acogerse los detenidos a su derecho a no declarar alegando que la causa está secreta, el fiscal ha pedido el ingreso en prisión provisional.