Cataluña

Preocupación por el impacto económico de los disturbios: los turistas cancelan reservas y la actividad comercial cae un 40%

El Govern y el Ayuntamiento de Barcelona admiten su preocupación, pero piden prudencia

Los principales agentes y gremios económicos de Barcelona están “perplejos” y “muy preocupados” por el impacto que están teniendo los disturbios de los últimos días en la actividad comercial de la ciudad. Esta mañana se han reunido con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y con la consellera de Empresa, Àngels Chacón, que ha admitido que el Govern de la Generalitat está “preocupado” por el impacto económico que pueden causar los disturbios.

Publicidad

En nombre del Ayuntamiento de Barcelona, el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, tras reunirse con representantes del gremio de hoteleros, operadores turísticos, agencias de viajes, salas de teatro y cine, así como con portavoces de las patronales Pimec y Foment y de los sindicatos UGT y CCOO, constató que “hay una gran preocupación, perplejidad y tristeza” entre los operadores económicos de la ciudad por el efecto que puedan tener los altercados durante las protestas contra la sentencia del ‘procés’, de los que todavía no se tienen datos concretos. Por ahora, el Ayuntamiento cifra en 2,7 millones de euros los desperfectos en el mobiliario urbano, el pavimento y la jardinería. Barcelona Oberta, la asociación que aglutina los ejes comerciales y turísticos de la capital catalana, denuncia que los disturbios de los últimos días han retraído la actividad comercial entre un 30 % y un 40 %. Y el sector hotelero sufre cancelaciones y detecta una caída en las reservas.

Por eso, durante la reunión, se ha decidido crear un grupo de seguimiento para analizar la evolución del impacto de los altercados en la economía local, cuyos números se divulgarán “más adelante” para evitar “coger datos de días puntuales”.

El Ayuntamiento de Barcelona informa a los turistas

Publicidad

Los agentes económicos han trasladado al consistorio la necesidad de “desescalar la tensión y cesar a violencia en la calle” para “recuperar la normalidad lo más rápido posible”.

“El clamor de los sectores económicos es recuperar la normalidad porque si esta situación se alarga, perjudicará el funcionamiento de la economía, de la ciudad y de la convivencia”, ha aseverado antes de agregar que la “imagen de la ciudad” también se verá dañada.

Publicidad

Para lograrlo, Collboni ha abogado por evitar la cancelación innecesaria de los eventos y actos culturales programados porque hacerlo, ha dicho, “sería incrementar más la sensación de excepcionalidad”.

Asimismo, ha recalcado que Barcelona “tiene una capacidad de recuperación rápida” ante “situaciones de crisis o disturbios” y ha pedido “prudencia” hasta conocer los datos sobre la facturación de las empresas y comercios en esta última semana.

Ha señalado también que la actividad en Fira de Barcelona no se ha paralizado ni tampoco “hay noticias de cancelaciones” aunque sí se ha visto afectado el número de visitantes.

Por otro lado, Collboni ha garantizado que desde el consistorio se ha intensificado “mucho” la información brindada a los cerca de 200.000 turistas diarios que pasan por la capital catalana tanto a través de las redes sociales como vía un “centro de llamadas” que recoge todas las peticiones telefónicas.

La Generalitat admite preocupación

Publicidad

La Generalitat ha admitido que siente “preocupación” por el “impacto” económico que pueden causar los disturbios que ha vivido la capital catalana en la última semana, aunque, sin quitar importancia a estos hechos, ha tildado de “relativo” el impacto real que pueden tener, tras comentar que “en una semana no se hunde la economía de Cataluña”.

La consellera de Empresa de la Generalitat, Àngels Chacón, ha hecho estas declaraciones tras mantener una reunión en la sede del departamento de Empresa con los máximos representantes de Foment, Pimec, CCOO y UGT para analizar lo sucedido en la última semana, una ronda de contactos que continuará esta tarde y mañana con representantes del sector del turismo y del comercio.

“Es obvio que estos actos vandálicos no son ninguna buena imagen, pero ha sido esta semana y los activos (de Cataluña) son muchos más de lo que ha pasado esta semana”, ha añadido la consellera, que ha insistido en que el Govern “condena cualquier tipo de violencia, sea la que sea”.

En este contexto, la consellera ha recordado que también París ha sufrido las acciones de protestas de los “chalecos amarillos”, y que en otras partes del mundo ha habido “muchas movilizaciones” que inciden también sobre la actividad turística de un territorio.

“Obviamente esto tiene un impacto, pero hace una semana, es relativo, y estos actos violentos no son las manifestaciones pacíficas que representan al movimiento independentista”, ha dicho la consellera, que ha urgido a hablar también del problema de fondo que subyace tras estas movilizaciones, que tiene que ver con los derechos y las libertades de los catalanes, ha dicho.

“Evidentemente nos preocupa el impacto (de los disturbios de las últimas noches), pero muchísimo más atender la causa de fondo”, ha comentado Chacón, que no disponía de datos de la hipotética afectación de estos actos violentos sobre la actividad turística en Cataluña.

La consellera ha explicado que su departamento está monitorizando los efectos de estos disturbios sobre las reservas hoteleras y sobre actividades como el comercio, y ha llamado a “diferenciar” movilizaciones pacíficas de “disturbios o saqueos” vividos en el centro de Barcelona.

“La economía nos preocupa, y me interesa que Cataluña tenga una economía fuerte, pero también el ejercicio de los derechos y las libertades que está pidiendo la gente”, ha dicho Chacón, que ha reivindicado “no tener que elegir” entre ambas prioridades.

Asimismo, la consellera ha dicho que velará por captar inversiones extranjeras, pero que “nunca callará” ante una “vulneración de derechos como la que hemos vivido”, en

alusión a la sentencia del procés, que ha condenado a entre 9 y 13 años a los dirigentes independentistas.

La actividad comercial baja entre un 30 y 40%

Los disturbios de los últimos días en Barcelona durante las protestas por la sentencia del ‘procés’ han retraído la actividad comercial entre un 30 % y un 40 %, según Barcelona Oberta, la asociación que aglutina los ejes comerciales y turísticos de la capital catalana.

Lo ha dicho esta mañana el presidente de la entidad, Gabrie Jené, quien ha participado en una reunión convocada por el Ayuntamiento de Barcelona con los principales agentes económicos de la ciudad para abordar el impacto de los altercados.

Jené ha señalado que el comercio barcelonés atraviesa una “parálisis importante” y ha mostrado su “profunda tristeza” por los “daños” causados a raíz de los disturbios violentos porque, ha indicado, “los comercios no recordamos una situación así en los últimos 50 años”.

También ha criticado que “la política no haga de política” sino que haya “trasladado” el problema a “la calle”, lo que se ha traducido, ha dicho, en “violencia” y ha instado a los representantes del ayuntamiento a que “restablezcan el orden lo antes posible, que dialoguen e intenten no polarizar esta situación más de lo que está”.

Por otro lado, Jené ha criticado también los “daños cuantiosos” al mobiliario urbano y al patrimonio público, pero ha asegurado que “no ha habido una situación de vandalismo generalizada”, dado que solo han contabilizado tres establecimientos en los que se han producido “sabotajes”.

Los turistas anulan reservas en los hoteles

El director general del Gremio de Hoteles de Barcelona, Manel Casals, ha asegurado que todavía no tienen datos concretos de la repercusión que están teniendo los enfrentamientos entre manifestantes violentos y policías que se vieron la semana pasada en Barcelona y de cuyas imágenes se ha hecho eco la prensa internacional.

Sin embargo, reconoce que tienen constancia de “algunas anulaciones” y de que se está produciendo un descenso en las reservas para el futuro, ya que éstas llegan en menor volumen de lo que suele ser habitual.

“Cuando hay conflicto, las reservas siempre se frenan, pero, cuando no lo hay, se suelen recuperar de manera rápida”, ha añadido Casals.

El portavoz de los hoteleros ha destacado que el Gremio de Hoteles de Barcelona representa a empresas y personas de todas sensibilidades e ideologías y ha insistido en que tiene que haber “capacidad de diálogo” y de llegar a acuerdos “más allá de los intereses partidistas” para superar esta situación.

Casals ha recordado que la actividad turística supone cerca del 15 % del PIB de la ciudad y que los hoteles de Barcelona facturan anualmente unos 1.600 millones de euros y dan trabajo a 100.000 personas, 40.000 de ellas de manera directa.

Por otra parte y según otras fuentes del sector, los apartamentos turísticos de Barcelona también han empezado a registrar las primeras cancelaciones para los próximos días, aunque las reservas para noviembre y diciembre siguen creciendo.

Las cancelaciones registradas en los apartamentos turísticos empezaron nada más verse las imágenes de disturbios en las calles de Barcelona y han afectado, básicamente, a los días posteriores a estallar el conflicto.

Sin embargo, las reservas continúan en aumento a más largo plazo, concretamente para los meses de noviembre y diciembre, ya que, al parecer, en esos meses la presencia de grupos en estos establecimientos es superior a la de familias.

Como pasó en crisis anteriores, los apartamentos turísticos son los primeros alojamientos que se ven afectados por estos disturbios, ya que son muchas las familias que utilizan este hospedaje y son las primeras en cancelar cuando detectan algún posible riesgo.

De hecho, algunas embajadas, como las de Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Portugal, ha difundido mensajes sobre los riesgos de viajar a Cataluña