“Sexo, drogas, Rock n’roll y mucho trabajo”

El Festival In-Edit programa un documental a la figura del promotor de conciertos Gay Mercader, el primero en llevar a los Rolling Stones a España y amigo personas de Sting o Patti Smith

GRAFCAT7231. BARCELONA, 31/10/2019.- Gay Mercader, el promotor musical que trajo por primera vez a España a grupos y cantantes como The Rolling Stones, Bob Dylan, Michael Jackson o Bruce Springsteen, posa durante la presentación este jueves en Barcelona del documental "Gay Mercader: El gran mercader del Rock and Roll"que se estrena en el In-Edit Festival de Barcelona.

El Festival In-Edit programa un documental dedicado a la figura del promotor de conciertos Gay Mercader, el primero en llevar a los Rolling Stones a España y amigo personas de Sting o Patti Smith

En junio de 1976 llegaban a la plaza de toros de la Monumental los Rolling Stones. Mick Jagger y compañía aterrizaban por primera vez en una España que no parecía todavía preparada para recibir a sus muy satánicas majestades. Tanto era así que el concierto ni siquiera se llenó. Y aún así había tensión y mucho desconcierto, con unas fuerzas de seguridad que tenían instrucciones de intervenir al más mínimo incidente. El responsable de aquella osadía era un joven Gay Mercader que estaba obsesionado por corregir uno de los delitos culturales de la España franquista, no recibir nunca a los Rolling Stones. «Al final resultó una suerte que no se llenara. Los grises lanzaron dos botes de humo en unas zonas donde no había casi nadie. Si llega a estar lleno, las estampidas podrían haber acabado con muertos», recuerda Mercader.

El Festival In-Edit de documentales musicales estrena «Gay Mercader: el gran mercader del Rock and Roll», una aproximación al tuétano del considerado «último promotor musical romántico». Desde el inicio se ve que la historia será a cámara abierta y nos mete en la ducha y en el dormitorio de la casa de Mercader, un hombre que ha hecho en los últimos años de su aislamiento un arte.” y ya no le deja durante 62 minutos en los que el espectador accede, incluso, en su dormitorio. «Mi vida ha sido sexo, drogas, rock and roll y trabajo, en ingentes cantidades», recuerda el protagonista en un momento del documental que no duda en afirmar que la música ha sido siempre el motor de su vida.

La cinta, dirigida por Montse Mompó y Pilar Ruiz Cruz, y que forma parte del programa de TVE «Imprescindibles», y se podrá ver el 1 de diciembre en la 2. La propuesta es un trabajo incisivo de nueve meses, en el que se retrata a un hombre, en su retiro campestre, que trajo por primera vez a España a grupos y cantantes como The Rolling Stones, Bob Dylan, Michael Jackson, Bruce Springsteen o Patti Smith, amiga desde hace más de cuatro décadas. Su aproximación a los músicos le ha llevado a viajar en el Boing privado de Keith Richards y Mick Jagger.

Mercader repasa así su intensa vida que le ha convertido en un hombre pegado a un teléfono, un organizador de eventos multitudinarios que sin embargo siempre ha buscado su refugio solitario para sobrevivir. Su intimidad sale al descubierto por completo «y no salgo en pelotas porque las directoras no quisieron, porque a mi me da más vergüenza mi barriga que mi polla», señaló.

Y eso que no esconder nada siempre es difícil. «He hecho el documental por pura inconsciencia porque primero pensé que sería como una entrevista. Lo que pasa es que yo también soy puntilloso y obsesivo y otros amigos como Sting o los hermanos Roca son iguales y ves que si no eres pesado, los resultados son una mierda».

El documental, que se podrá ver en la 2 de TVE el día 1 de diciembre, se ha grabado en la casa de Mercader, en medio del campo, junto a un río, rodeado de animales, su otra gran pasión, pero también se muestran imágenes del edificio de París en el que se crió -hijo de una muy buena familia- o de Roma, donde reside su primo Christian De Sica, hijo del actor Vittorio De Sica y de su tía María Mercader.

Además, aparecen, ayudando a entender el personaje, amigos de años como Sting, Patti Smith, Iggy Pop, Loquillo, Toni Miró, Miquel Barceló, los hermanos Roca, de “El Celler de Can Roca”, o su compañera en los últimos trece años, Yuliya Tarasova, con quien vive sólo cuatro días a la semana y los otros tres están separados.

A pesar de su incesante actividad, siempre pegado a un teléfono, hablando con personas de los cinco continentes, con más de 3.400 conciertos financiados, hoy ha destacado que le gusta mucho la soledad, un estado que junto al aburrimiento “están infravalorados”.

Tampoco ha negado que a lo largo de su trayectoria se ha arruinado en varias ocasiones y que llegó a perder dinero con el primer concierto que organizó en España de Tina Turner.

Sobre su llegada a España en 1971, ha proclamado que lo hizo porque hacía sol, a diferencia de París, y ha aseverado que no entiende “a la gente que va a Waterloo, al menos podrían irse a las Caimán, que allí hace sol”.

Tras afirmar que en el documental lo ha contado “absolutamente todo”, en el momento más feliz de su vida, con “gente que me reconoce y cuando estoy enamorado”, a diferencia de otros tiempos, “en los que las mujeres me dejaban y yo me arruinaba”, ha dejado caer que el dinero nunca le ha interesado demasiado.

En su comparecencia ha dicho, asimismo, que su oficio ha cambiado mucho desde que empezó hace casi cincuenta años y que hoy no sería promotor. “No me haría promotor ni loco. ¿Para introducir a la gente en el rap, el trap o el reguetón?”, se ha preguntado.