MENÚ
jueves 24 enero 2019
03:39
Actualizado

Un nuevo tratamiento alarga la supervivencia de mujeres con cáncer de ovario avanzado

Una investigación coral estrecha el cerco contra el tumor de ovarios que cada año se diagnostica a 3.200 mujeres en España.

  • Un nuevo tratamiento alarga la supervivencia de mujeres con cáncer de ovario avanzado
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

24 de octubre de 2018. 09:06h

Comentada
Montse Espanyol.  Barcelona. 24/10/2018

Cada año, más de 3.200 mujeres en España son diagnosticadas de cáncer de ovario, 500 en Cataluña. No es el tumor más frecuente, pero es uno de los de peor pronóstico, porque se trata de un cáncer para el que no hay métodos de cribado y cuando se diagnostica, en el 80 por ciento de los casos se encuentra ya en fases en estadios avanzados, generalmente en fase 3 o 4. El tratamiento más habitual es una cirugía citorreductora, esto es una operación que tiene como objetivo eliminar el tumor en la medida que sea posible. Después, pasan a recibir un tratamiento de quimioterapia. El problema es que entre el 70 y el 80 por ciento de estas pacientes, pese a responder inicialmente al tratamiento, a los tres años del primer diagnóstico recaen.

La buena noticia es que un nuevo medicamento pensado para pacientes con cáncer de ovario avanzado recién diagnosticado con mutaciones en los genes BRCA, que se llama olaparib, ha conseguido que por primera vez la mitad de las enfermas sobrevivan más de tres años sin que la enfermedad progrese. Se trata de un importante avance médico para frenar el cáncer de ovario.

En la investigación coral, la manera más eficaz de combatir el cáncer, ha participado el Hospital Vall d’Hebron. La doctora Ana Oaknin, investigadora principal del Grupo de Neoplasias Ginecológicas del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) es una de las coautoras del ensayo que publica la revista «New England Journal of Medicine» y acaba de presentarse en el Congreso ESMO en Múnich.

Sin rastro del tumor

Para el estudio, se administró el fármaco a 260 mujeres. Los resultados demuestraron que este nuevo medicamento consigue reducir hasta un 70 por ciento el riesgo de progresión de la enfermedad, además, tres años después del primer diagnóstico, a la mitad de las pacientes no se les volvió a reproducir el tumor.

La doctora Ana Oaknin destaca que «el hecho de poder ofrecer a nuestras pacientes con cáncer de ovarios portadoras de una motación en los genes BRCA1 o BRCA2 un tratamiento de mantenimiento con el inhibidor PARP olaparib tras una intervención incial con cirugía y quimioterapia, que pueda mantenerlas libres de progresión durante más de tres años, es un hito sin precedente». Oaknin sabe que «la reacaída de la enfermedad es siempre devastadora para las pacientes, por lo tanto el hecho de evitarla o retrasarla hasta 3 años desde la finalización del tratamiento inicial es un gran paso».

Los genes BRCA1 y BRCA2 se encargan de codificar dos proteínas esenciales para la reparación del ADN. Cuando sufren una mutación, se produce una inestabilidad genética y se incrementa el riesgo de cáncer de ovario o mama en edades tempranas, porque al cuerpo le es más difícil reparar el ADN. Los inhibidores PARP ayudan reparando el ADN.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs