Una exposición para chuparse los dedos

El Palau Robert conmemora los 30 años de innovación de El Celler de Can Roca

La exposición visualiza las numerosas e innovadoras propuestas que el restaurante ha conseguido durante treinta años de éxitos
La exposición visualiza las numerosas e innovadoras propuestas que el restaurante ha conseguido durante treinta años de éxitos

El comisario de la exposición en el Palau Robert de Barcelona que celebra las tres décadas de El Celler de Can Roca, Toni Massanés, quiso establecer un paralelismo entre los hermanos Roca y los tres personajes de «De la tierra a la luna», la fábula fantástica de Julio Verne.

El comisario de la exposición en el Palau Robert de Barcelona que celebra las tres décadas de El Celler de Can Roca, Toni Massanés, quiso establecer un paralelismo entre los hermanos Roca y los tres personajes de «De la tierra a la luna», la fábula fantástica de Julio Verne. «Son tres hombres que van de la tierra a la luna y esta muestra empieza con su ascensión, explicando por qué han llegado a ser el mejor restaurante del mundo», dijo Massanés.

Pero la propuesta expositiva va más allá del símil a partir del novelista francés. El visitante se adentra en un recorrido por la vida y la obra de Joan, Josep y Jordi Roca en el restaurante que se gesta en el establecimiento familiar que regentan sus padres, el lugar en el que viven su infancia y su adolescencia entre fogones. Es aquí donde aprendieron a cocinar los platos tradicionales, la raíz de lo que será la innovación gastronómica por la que hoy son mundialmente conocidos. «Es una exposición espectacular», aseguró un emocionado Joan Roca, quien resaltó que lo que han vivido en estos tres años es «una historia basada en el trabajo, el romanticismo y el idealismo. Porque la cocina es un lenguaje para explicar historias».

Quien se adentre en las salas de la muestra podrá conocer los 30 mejores platos de este restaurante. Cuando se les pregunta si hay un favorito entre todos, Joan Roca responde que el cordero con pan con tomate, «un homenaje a nuestra abuela. Es nuestra versión, pero es un plato muy de ella. Se nos ocurrió unos años después de su muerte, porque era un plato que nos hacían muchas veces y nos trae a la memoria que siempre nos hacía jugar, era la que nos rociaba con sifón y harina». Por su parte, Jordi Roca matizó que todos los platos que han realizado en este tiempo son hoy considerados por los tres hermanos «como hijos».

En la exposición hay también, en palabras de Josep Roca, «una reivindicación del oficio. Es el querer hacer de tu profesión tu pasión con esa idea de tres mundos que se unen». En esa unión se visualiza toda la creatividad llevada a cabo desde El Celler, pero sin olvidar su formación en la Escuela de Hostelería de Girona Sant Narcís y que se reivindica en la escalera que permite el acceso al Palau Robert. En este viaje a la luna, el restaurante ha logrado ser reconocido como el mejor del mundo en 2013 y 2015, ocupando el segundo puesto durante cuatro años. Igualmente, pero a título individual, Joan Roca obtuvo el Chef’s Choice Award 2016, mientras que Josep Roca logró ser el mejor sumiller de 2005 por la Academia Internacional de Gastronomía, y Jordi Roca, el World’s Best Pastry Chef Award en 2014 y el Prix au Chef Pâtissier de la Academia Internacional de Gastronomía en 2016.

Dónde: Palau Robert- Paseo de Gràcia, 107.

Cuándo: A partir del 22 de noviembre.