Bankia dirá antes del 15 de enero si vende el Valencia CF a un empresario asiático

Peter Lim podría aportar hasta 400 millones y dejaría la gestión en manos valencianistas. Salvo confía en la «respetabilidad» del multimillonario

El presidente del Valencia CF, Amadeo Salvo, ayer durante su comparecencia en una rueda de prensa de urgencia
El presidente del Valencia CF, Amadeo Salvo, ayer durante su comparecencia en una rueda de prensa de urgencia

Valencia- Bankia tiene sobre la mesa una oferta para la venta del Valencia CF difícil de rechazar, los casi 400 millones de euros que está dispuesto a pagar el empresario de Singapur Peter Lim por el equipo. Sin embargo, la propuesta viene con una fecha límite, el 15 de enero. Así lo desveló ayer el presidente del club, Amadeo Salvo, quien calificó la propuesta del multimillonario asiático de «barbaridad». Y no sólo por lo económico, sino también porque cumple con los requisitos marcados. A saber: que elimine la deuda de la Fundación y el club con Bankia (unos 300 millones), que acabe el nuevo estadio de Mestalla, que no entienda la operación como una especulación inmobiliaria -no quieren un fondo de capital-riesgo que trabaje a medio plazo- que invierta en futbolistas (Lim destinaría entre 30 y 40 millones a fichajes), que respete la historia del Valencia, que deje la gestión en manos valencianistas y que destine presupuesto al área de responsabilidad social.

El «sí» del asiático a esta batería de peticiones llevaron no sólo a Salvo, sino también a Bankia y a la Generalitat valenciana, a dar el visto bueno, aunque la situación de la Caja, según el presidente del club, le obliga a tomar en consideración otras ofertas antes de decidirse -baraja al menos tres- Pero deberá hacerlo antes del 15 de enero, pues el mercado de fichajes se cierra el día 30 y Lim quiere renovar plantilla para tener un equipo de Champion League.

Salvo, por su parte, negó que la comparecencia, de carácter urgente, ayer ante los medios de comunicación persiguiera presionar a la Caja y obligarla a que se pronuncie cuanto antes, pero lo cierto es que si la jugada sale como espera, le mantendría como presidente en un club que no atraviesa por su mejores momentos, ni económicos, ni deportivos.

Explicó, asimismo, la cronología de los hechos. El 2 de noviembre se reunieron por primera vez con Lim y le expusieron el proyecto que interesó al empresario porque lo consideró «profesional y real», además de por «el gran potencial que vio en el Valencia». El día 26, le propusieron a Bankia el proyecto de refinanciación a dieciocho años para la deuda de casi noventa millones de euros que tiene la Fundación Valencia CF con este banco -el Valencia, por su parte, mantiene con la misma entidad una deuda que ronda los 220 millones de euros-Bankia, según Salvo, les comunicó que no había vuelta atrás y no aceptó la propuesta de refinanciación.

Admitió también que Lim estuvo recientemente en Valencia y se reunió con el Consejo de Administración del club y el presidente de la Fundación Valencia CF, Aurelio Martínez, así como con el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra.

«He estado tres veces con Peter Lim. No le conozco, pero es responsable, humilde y respetable», valoró Salvo.