Bonig le «nombra» a Puig un nuevo Consell con Mata y Carmen Alborch

La síndica del PP le pide al president que se «aleje» de «los radicalismos» de Compromís

La presidenta regional del PP, Isabel Bonig, en la sesión de control del Consell de ayer
La presidenta regional del PP, Isabel Bonig, en la sesión de control del Consell de ayer

La presidenta del PP en la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, adelantó ayer un paso más en su decidida apuesta por apoyar un Gobierno autonómico formado exclusivamente por socialistas, para que quede «libre de anclajes». En su propuesta, Bonig recomendó a Ximo Puig que la vicepresidencia podría quedar en manos de un hombre «culto, formado y centrista» como el diputado Manuel Mata, en lugar de Mónica Oltra, o la Conselleria de Educación y Cultura para Carmen Alborch, que es una persona centrada y progresista» que dejaría atrás las políticas extremistas» de Vicent Marzà. En Sanidad, la presidenta popular, propuso al diputado Alfonso Subías del que dijo, «al menos sabe lo que es un paciente y conoce el sistema sanitario valenciano». En su imaginario, Bonig puso a Ana Barceló como presidenta de Les Corts, y así , dijo, el President tendría «el apoyo del PartidoPopular y de los 917.000 ciudadanos que nos han votado».

En la sesión de control al Consell, la síndica popular parafraseó a Churchill para recomendar al jefe del Ejecutivo que «la democracia es la necesidad de doblegarse a veces ante las decisiones de los demás». Bonig pidió a Puig que «respete la libertad de los padres para elegir el colegio de sus hijos o en quÉ lengua quieren que estudien,y también la economía de libre mercado».

El president de la Generalitat le contestó afirmando que Bonig había hecho lo mismo que Pablo Iglesias le hizo a Pedro Sánchez y manifestó que la «verdadera radicalidad» la había protagonizado el anterior Consell. Puig recordó que las elecciones generales no son «una amnistía para la corrupción», al tiempo que incidía en que su Gobierno es «sólido y competente». En esta línea afirmó que todo su equipo «continuará trabajando» para exigir una mejor financiación, más inversiones en infraestructuras para la Comunitat Valenciana y un cambio en la política económica.

El diputado popular Luis Santamaría, acusó a Puig de poner al Consell al «servicio del Botànic y no de las personas».

La vicepresidenta, Mónica Oltra, puso de manifiesto en Les Corts su respeto por los votantes del Partido Popular, «pero ninguno por los dirigentes que han permitido poner a imputados en las listas y que han arruinado a los valencianos».

Isabel Bonig reiteró que las políticas del Consell le hacen «perder» a los socialistas 700 votos cada día y apeló a la necesidad de una mayor «humildad»