Cáritas atendió a un 12 % más de alicantinos en 2012

Pese a aumentar su presupuesto en un 3 por ciento, se ha visto «desbordada» para ayudar a los más necesitados

Cáritas atendió a 72.000 personas en la provincia de Alicante
Cáritas atendió a 72.000 personas en la provincia de Alicante

ALICANTE- Cáritas atendió a más de 72.000 personas en la provincia de Alicante durante 2012, un 12 por ciento más que en el ejercicio anterior. Así lo explicó el director provincial de la organización diocesana, Jaime Pérez, quien subrayó además la consolidación del nuevo perfil del atendido, persona de clase media española afectada por la crisis económica.

En este sentido, indicó que uno de cada dos solicitantes de ayuda son nacionales. En años anteriores, éstos representaban el 30 por ciento, puesto que el 70 restante eran inmigrantes. La falta de oportunidades laborales ha forzado a este colectivo a retornar a sus países de origen.

Además de en la nacionalidad, el perfil también ha variado en la edad. Los usuarios son cada vez más jóvenes. Tal y como afirmó Pérez, se ha pasado de personas de 45 y 50 años a ciudadanos de 25 y 30 años con necesidades.

Con todo, la entidad sin ánimo de lucro alicantina se vio «desbordada» ante la creciente demanda. Por ello, incrementó su presupuesto en un 3 por ciento, gracias al recorte en los costes estructurales y al aumento de donativos.

Así, destinó 4,05 millones de euros a combatir la exclusión social. De esos más de cuatro millones, el 63,32 por ciento (2,56 millones) se dedicaron a acogida y asistencia a personas necesitadas y un 15,20 por ciento (616.000 euros), a la intervención con colectivos vulnerables (mujeres, jóvenes, mayores y enfermos de sida).

En cuanto a la procedencia de los recursos económicos, un 71,93 por ciento tienen su origen en el ámbito privado, colectas y donaciones, y el 28,07 por ciento restante procede de subvenciones públicas.

El número de voluntarios también creció, pasando de 1.219 en 2011 a 1.373 en 2012. El personal contratado fue de 58 técnicos.

Según la memoria de Cáritas, las áreas de acogida, asistencia, empleo, inserción laboral, personas sin techo, mujeres, inmigrantes y enfermos de sida fueron los apartados que encabezaron el mayor volumen presupuestario. Estos datos económicos son, a juicio del responsable, un «fiel reflejo» de la evolución de la realidad de la exclusión social en la Diócesis de Orihuela-Alicante. «Desgraciadamente no podemos resolver todos los problemas».

Señaló también que la Asociación atendió a siete familias afectadas por los desahucios en la provincia.