Educación desdoblará las clases de matemáticas y lengua

La Conselleria de Educación quiere que cada clase de matemáticas y lenguaje tenga dos profesores. Durante los próximos meses se mantendrán reuniones con la comunidad educativa con la intención de que pueda implantarse el próximo curso en aquellas aulas de ESO y Bachillerato que alcanzan el máximo ratio permitido.

Las clases de dividirán en dos grupos, en función del nivel de conocimientos del alumno, con el objetivo de que tengan una mejor atención por parte del profesor para mejorar los resultados académicos.

La Conselleria de Educación tiene pensado enmarcar este plan dentro del contrato- programa. Supondrá la contratación de nuevos profesores a través de una fórmula parecida al plan Exit.

A lo largo del curso, los alumnos podrán ir pasando de un grupo a otro, en función de la evolución conseguida. En ningún caso supone el refuerzo con horas extraordinarias de clase, sino que se impartirán en el horario habitual.

Fuentes del Departamento que dirige María José Català explicaron que las evaluaciones diagnósticas demuestran que estas dos asignaturas es donde peor van los alumnos valencianos.

Además, la Conselleria de Educación quiere entrar en el próximo informe PISA para saber de manera más concreta cuáles son las materias en las que se debe reforzar la atención escolar.

De momento, se sabe que tanto matemáticas en general y la ortografía en particular son dos de los puntos flacos de la enseñanza, algo que no ocurre con los exámenes de valenciano.

Otra de las novedades que contemplará el próximo curso escolar será la implantación de la asignatura «Cultura del poble valencià». La Conselleria todavía está elaborando los contenidos para presentarla a diferentes colectivos.

La Generalitat recomendará que se imparta en valenciano, como se hace normalmente en «Coneiximent del Medi».

La consellera Català ya explicó que la incorporación de esta asignatura se debe a la aplicación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) que deja a las Autonomías elegir un máximo de cinco horas y media para que impartan sus propias materias.