MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
00:08
Actualizado
  • 1

El hospital de Alzira aplaza centenares de resonancias por una avería

La empresa tarda en responder al aviso casi dos semanas debido al puente de mayo, según la Conselleria de Sanidad

  • Kike Taberner. El pasado 1 de abril, el centro hospitalario pasó a ser gestionado por la Conselleria de Sanidad después de casi dos décadas de gestión privada a cargo de la empresa Ribera Salud
    Kike Taberner. El pasado 1 de abril, el centro hospitalario pasó a ser gestionado por la Conselleria de Sanidad después de casi dos décadas de gestión privada a cargo de la empresa Ribera Salud
Valencia.

Tiempo de lectura 4 min.

09 de mayo de 2018. 20:49h

Comentada
R. Peiró.  Valencia. 10/5/2018

R. Peiró - Entre 200 y 300 pacientes del hospital de La Ribera se han visto afectados por la avería en uno de los equipos de resonancias magnéticas. Mientras la Conselleria de Sanidad presume de haber aumentado el número de atenciones (un 4,1 por ciento más de intervenciones quirúrgicas realizadas en abril con respecto al año anterior o el incremento de pacientes atendidos en urgencias o en las consultas de los especialistas son algunos de los logros), el centro se ha visto obligado a aplazar citas, con el consiguiente enfado de los afectados.

El hospital lleva casi dos semanas con problemas en el departamento de pruebas de radiodiagnóstico. Uno de los equipos de Resonancia Magnética está estropeado desde el pasado 28 abril, aunque la previsión es que se ponga en marcha hoy mismo después de trece días inoperativo.

Fuentes de la Conselleria de Sanidad confirmaban ayer el hecho y explicaban que el retraso en la respuesta al fallo mecánico se debe a que la empresa fabricante (Philips) está radicada en Madrid, donde hubo un largo puente los días 1 y 2 de mayo, por lo que no han podido enviar a nadie antes.

Negaron que el problema sea consecuencia del cambio de modelo de gestión (de privado a público), «pues esto hubiera pasado igual con o sin reversión. El procedimiento hubiera sido el mismo. Se ha seguido el proceso ordinario».

No obstante, la empresa concesionaria hizo llegar a la Conselleria y a la Presidencia de la Generalitat un informe en el que se advertía de que no había salido a licitación el concurso para el servicio de mantenimiento de alta tecnología y que se ha obligado a las empresas a prorrogar la oferta, según critican los profesionales del hospital. Al respecto, desde el Departamento de Carmen Montón se aseguró que el acuerdo con los proveedores sigue siendo el mismo que hace dos meses (cuando la gestión aún estaba en manos de Ribera Salud) y que se ha prorrogado hasta el próximo concurso público, aún sin fecha.

Horas extra

Desde Sanidad aseguran que se han priorizado las pruebas preferentes y que se ha tenido que recurrir a los fines de semana y noche para ir adelantando, lo que implica que habrá que pagar horas extra para este servicio.

Hace ya tres años, el Sindicato de Médicos de Asistencia pública (Simap) denunciaba ante la Inspección de Trabajo contrataciones irregulares del personal temporal en todos los Departamentos de salud de la Conselleria de Sanidad, algo, que, según dijeron los portavoces sindicales, suponía una práctica habitual. Aseguraban entonces que se concedían altas y bajas cada día en todos los días laborables de manera continua y con ceses los fines de semana y los festivos.

Montón pone toda la carne en el asador

Los cambios son lentos, pero la Conselleria de Sanidad está dispuesta a que la recuperación de Alzira sea modelo ejemplificante para futuras reversiones, así que está destinando esfuerzos significativos (económicos y humanos) para evitar errores y mala imagen. El Departamento de Montón no escatima en horas extra y refuerzo asistencial. El ahorro, dicen, viene de, por ejemplo, los 400.000 euros anuales en la masa salarial que ya no pagará al equipo directivo del hospital.

Últimas noticias