El PP denuncia nuevas irregularidades en el montaje del escenario de Viveros

El Ayuntamiento de Valencia comenzó los trabajos sin formalizar el contrato y sin el preceptivo Plan de Seguridad y Bomberos, según el grupo popular municipal

Hace dos años, el montaje de las gradas del concierto se cobró la vida de un operario, caso por el que el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, está imputado
Hace dos años, el montaje de las gradas del concierto se cobró la vida de un operario, caso por el que el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, está imputado

El Ayuntamiento de Valencia comenzó los trabajos sin formalizar el contrato y sin el preceptivo Plan de Seguridad y Bomberos, según el grupo popular municipal

El grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Valencia denunció ayer que la Concejalía de Cultura Festiva comenzó el pasado martes a realizar el montaje del escenario de los conciertos de la Gran Feria de Julio sin haber formalizado el contrato de 227.455,59 euros hasta hoy, tal y como consta en el expediente administrativo que aún sigue abierto en la plataforma municipal, incumpliéndose la cláusula séptima del contrato que señala que: «el contrato comenzará a prestarse por la persona o empresa adjudicataria a partir del día siguiente al de su formalización». Tampoco se dispone en el expediente del correspondiente informe técnico de los Bomberos que fue encargado el pasado día 25 de junio.

Además, según los populares el concejal de Cultura Festiva en funciones, Pere Fuset, no aprobó el imprescindible Plan de Seguridad y Salud para el montaje de la infraestructura hasta el miércoles a las tres de la tarde, poniendo en grave riesgo la seguridad de los operarios.

La polémica vuele a saltar ya que hace dos años el montaje de las gradas del concierto se cobró la vida de un operario. La Justicia citó a declarar el 28 de enero como imputado Fuset para responder por la muerte en junio de 2017 de un operario que trabajaba en el montaje de las gradas para los conciertos de Viveros de la Feria de Julio.

De hecho, según explicaron ayer desde el PP, la imputación del concejal se debe a ordenar el montaje de las gradas sin el correspondiente contrato ni los informes técnicos preceptivos, lo mismo que está pasando con el montaje del escenario este año. Al parecer, los empresarios responsables del montaje declararon por estos hechos y atribuyeron al concejal la decisión de montar por primera vez unas gradas pese a que no estaban contempladas en el pliego de condiciones. Al no estar contempladas en el pliego, las gradas no aparecían en el contrato inicial.

El operario, de unos cincuenta años de edad, cayó de cabeza desde una altura de tres metros y sufrió un traumatismo craneoencefálico. Tras el siniestro, fue trasladado al hospital La Fe, donde murió.

Además de la Inspección de Trabajo también multó al Ayuntamiento de Valencia en agosto de 2018 con 43.035,30 euros por una infracción muy grave en el montaje de las gradas de los conciertos del jardín de Viveros, donde falleció el trabajador.

Por otra parte, a tan solo veinticuatro horas de la celebración de los actos de preselección para la elección de la Fallera Mayor de Valencia 2020, todavía se encuentra sin adjudicar y formalización posterior del contrato licitado por 82.600,65 por ciento para la prestación de los servicios de asistencia técnica, instalación, montaje, mantenimiento y desmontaje de infraestructuras y servicios complementarios con el despliegue técnico y humano necesario para los actos programados en los jardines del Palau con ocasión de la Gran Fira de Valencia 2019.