El PP estrecha el cerco a las empresas de los hermanos de Ximo Puig

El grupo de comunicación de Els Ports ha recibido ayudas públicas que suman 475.796 euros y justifica sus gastos con facturas emitidas con servicios entre empresas de los mismos socios

La portavoz adjunta del PPCV, Eva Ortiz y mano derecha de la presidenta popular, Isabel Bonig, se ha encargado de fiscalizar estas ayudas. «Es una trama para conseguir fondos públicos y el Consell hace la vista gorda»
La portavoz adjunta del PPCV, Eva Ortiz y mano derecha de la presidenta popular, Isabel Bonig, se ha encargado de fiscalizar estas ayudas. «Es una trama para conseguir fondos públicos y el Consell hace la vista gorda»

Los populares valencianos llevan toda la legislatura vigilando las ayudas públicas que reciben dos empresas del sector audiovisual en las que tienen participaciones los hermanos del presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

Ha sido un trabajo laborioso y que les ha requerido una importante dosis de paciencia para aguantar hasta tener todos los datos encima de la mesa y poder así realizar las correspondientes denuncias en los tribunales. «Los juzgados ya están actuando», advertía la semana pasada la portavoz adjunta del PP en Les Corts, Eva Ortiz.

El incremento de ayudas públicas que ha recibido Mas Mut Produccions SL y Comunicacions dels Ports SA en los últimos cuatro años ha sido más que exponencial. En la última legislatura del PP, cuando se pusieron en marcha las ayudas a la promoción del valenciano tras el cierre de RTVV, estas empresas recibieron 5.000 euros. Esta cifra ha aumentado hasta 475.796 euros.

Esta abultada cantidad, que según el PP le ha permitido aumentar sus ingresos en un 290 por ciento tras tres años de pérdidas, ha llegado a través de varias Administraciones: la valenciana, la catalana y la aragonesa. «Cuando una mercantil se presenta a una subvención tiene la obligación de declarar en la solicitud que no ha percibido subvenciones en otra Administración pública por la misma finalidad», señala Ortiz y se pregunta si nadie controla el reparto de ayudas o «si el Consell hace la vista gorda».

Facturas cruzadas

Otra de las denuncias que el PP ha puesto sobre la mesa es la manera que tienen estas empresas de justificar los gastos para lograr el cobro de las subvenciones concedidas. Según la documentación a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, Mas Mut Produccions y Comunicacions dels Ports se venden trabajos la una a la otra que luego presentan para demostrar que han cumplido con el objeto de la subvención.

Entre los gastos también figura un alquiler de un local propiedad del padre del presidente Ximo Puig. Según el PP, en el registro de la propiedad únicamente figura a su nombre un inmueble (el que aparece en la fotografía) y que no parece a simple vista que pueda albergar algún local donde se producen contenidos audiovisuales.

Ortiz también denuncia que ambas empresas han falseado los datos de las audiencias, otra de las exigencias requeridas en las bases de las convocatorias. Considera totalmente imposible que en su ámbito de difusión- la comarca de Els Ports que tiene 5.000 habitantes- logre audiencias de 43.000 oyentes y de 35.000 espectadores.

Este diario ha comprobado que ninguna de las dos empresas en las que participan los hermanos de Puig emite contenido multimedia que pueda aumentar su difusión.

Es más, ni siquiera disponen de página web y su presencia en las redes sociales es más bien anecdótica. En la cuenta de Facebook, Comunicacions dels Ports no tiene contenidos actualizados desde el pasado 30 de octubre y tampoco tienen cuenta abierta en Twitter.

Sin trato de favor

En Presidencia no existe preocupación por este asunto. Como ya defendió el conseller de Hacienda, Vicent Soler, ambas empresas están formadas por más de un centenar de socios y la participación de los hermanos del presidente es inferior al cinco por ciento. Acusa a los populares de querer confundir y de tergiversar los datos «a mala fe».Las ayudas al fomento del valenciano, que reciben las empresas de comunicación de los hermanos de Puig, las otorga la Conselleria de Educación. De momento, el PP ha interpuesto una denuncia ante la Conselleria de Transparencia, aunque la vía judicial no tardará demasiado en concretarse.