Política

El PP recurre la Ley de Mancomunidades «por extender el separatismo»

Denuncia que la norma ha «impuesto» la relación que tienen que tener los municipios con las provincias, además de «quitarles competencias»

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ayer atendiendo a los medios después de que la portavoz adjunta del PP en el Congreso de los Diputados, Belén Hoyo, presentara en Madrid un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley valenciana de Mancomunidades
El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ayer atendiendo a los medios después de que la portavoz adjunta del PP en el Congreso de los Diputados, Belén Hoyo, presentara en Madrid un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley valenciana de Mancomunidades

Denuncia que la norma ha «impuesto» la relación que tienen que tener los municipios con las provincias, además de «quitarles competencias»

El PP presentó ayer, a petición de la Diputación de Alicante, un recurso ante el Tribunal Constitucional (TC) contra la Ley de Mancomunidades de la Comunitat Valenciana, al considerar que esta norma utiliza la educación «como arma» para «extender el separatismo catalán» a la comunidad.

En declaraciones a las puertas del TC, la portavoz adjunta del grupo parlamentario popular, Belén Hoyo, aseguró que con esta norma, el PSOE valenciano y Compromís-Podem no han respetado el Estatuto de Autonomía de la comunidad y han «forzado» a los municipios a formar mancomunidades.

A su juicio, la norma es discriminatoria al distinguir dos tipos de mancomunidades y ha «impuesto» la relación que tienen que tener los municipios con las provincias, además de «quitarles competencias».

«Desde que empezaron la legislatura, tanto el PSOE como Compromís han intentado imponer su modelo en materia educativa por una parte, y por otra parte lo están intentando imponer también en materia de ordenación territorial», lamentó.

Según el PP, la Ley valenciana de Mancomunidades incumple los artículos 137, 141 y 149 de la Constitución. Hoyo reprochó al PSOE valenciano y Compromís que estén intentando «imponer su modelo en materia educativa como ya lo hicieron en Cataluña».

Por su parte, el presidente de la Diputación alicantina, el popular César Sánchez, aseveró que la Ley de Mancomunidades es «claramente inconstitucional» e intenta organizar «por la puerta de atrás» la Comunitat Valenciana de manera distinta.

Para Sánchez el PSOE y Compromís «son un riesgo para la convivencia, el orden constitucional, y la España de las autonomías» y por ello quiso hacer un llamamiento a la sociedad civil para «sacar las garras del nacionalismo» en la Comunitat Valenciana. «Somos valencianos, no somos catalanes», apostilló.

La Ley de Mancomunidades fue aprobada el 27 de septiembre de 2018 con el apoyo del PSPV-PSOE, Compromís y Podem, que calificaron la nueva norma como un «gran avance» en el municipalismo valenciano, y el voto contrario de PP y Ciudadanos, que opinaron que se trataba de «un proceso de comarcalización encubierta».

«Crear 30 nuevos chiringuitos»

La portavoz del Partido Popular en la Diputación de Valencia, Mari Carmen Contelles, criticó que, con la ley de Mancomunidades, Ximo Puig y Mónica Oltra «pretenden anular y vaciar de contenido las diputaciones para crear 30 nuevos chiringuitos en los que enchufar a los suyos». Subrayó que esa norma «esconde una subida de impuestos a los valencianos que solo servirá para financiar la creación de 30 nuevas entidades supramunicipales».