El túnel de Serrería, el nuevo cuello de botella del tercer carril

Fomento admite que esta infraestructura está al 60 por ciento de su capacidad. En 2015 se añadirá el tráfico de los AVE y el de las mercancías

La desaparición de la playa de vías de Valencia, sin plazos
La desaparición de la playa de vías de Valencia, sin plazos

El Ministerio de Fomento mantiene paralizadas todas las infraestructuras no comenzadas y que impliquen trabajos subterráneos. No hay excepciones, aunque desde este mismo Departamento se reconozca que el túnel de Serrería de Valencia está en estos momentos al 60 por ciento de ocupación.

La solución prevista, que el anterior Ejecutivo ya dejó en suspenso, era la construcción del túnel pasante que permitía la continuidad de los trenes hacia el norte y por tanto, liberaba al de Serrería de parte importante del tráfico.

Ferrmed, entidad creada para defender el Corredor Mediterráneo, mantuvo una reunión con el Ministerio de Fomento para abordar esta cuestión que, sin lugar a dudas, restará competitividad a lo que se ha venido anunciando como la primera fase del mismo, el tercer carril.

Francisco García Calvo, miembro del equipo técnico de Ferrmed y de la Junta de Gobierno del Colegio de Industriales de la Comunitat Valenciana, alerta de los problemas que puede acarrear el hecho de no dar una salida alternativa al túnel de Serrería.

Las Cercanías, los AVE que vayan hacia Castellón y continúen hacia la frontera francesa, así como los trenes de mercancías cuyo tráfico se espera aumentar, tendrán que utilizar el mismo túnel que «no se puede ampliar». Por ello, solicitan con más insistencia que nunca, ahora que está descartada cualquier obra en subterráneo, la construcción de una circunvalación ferroviara que discurra pegada al viario. «De lo contrario, este túnel será un cuello de botella que nos plantea serias dudas sobre su explotación».

Además, los ferrocarriles tendrán que seguir efectuando maniobras para entrar y salir, puesto que la Estación del Norte continuará siendo un fondo de saco. «Esta circunstancia resta operatividad», asegura García Calvo.

Fomento volvió comprometerse a que el tercer carril estará ejecutado hasta Valencia en 2015 y el año siguiente hasta Cartagena. Sin embargo, en el mejor de los casos cualquier obra para evitar el colapso del túnel no se ejecutará antes de seis años.