Fabra confía en que 2014 sea el año en que se hable en positivo de la Comunitat

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, realizó ayer el primero, que no último, pronóstico para 2014. Aseguró que debe ser el año en el que comience a hablarse de la Comunitat Valenciana «en positivo», algo que se producirá porque los ajustes realizados permitirán consolidar la economía valenciana.

Fabra compartió con los medios de comunicación en Alicante la tradicional copa de Navidad. El lunes convocó a los de Castellón. Cerrará la ronda con los de Valencia esta misma semana. En todas estas recepciones ha estado acompañado por la nueva secretaria de autonómica de Comunicación, Lola Johnson, quien está conformando su propio equipo de prensa tras destituir al conformado por su antecesora Paula Meseguer.

Los dificilísimos momentos vividos en los últimos meses no desaniman al presidente. Al contrario, ayer insistió en que 2014 será el que necesita la Comunitat para salir adelante. «Será el año de la esperanza y la ilusión». Sin embargo, Fabra insistió en que toda la sociedad debe contribuir. Pidió el compromiso de todos los valencianos, incluso el del maltratado sector de la comunicación, para generar empleo y actividad económica en los próximos años.

Fabra visitó ayer el centro de salud de Sax (Alicante) con el que se finaliza la implantación de la receta electrónica en toda la Comunitat. El ahorro anual en papel ascenderá a 1,5 millones de euros y sirve como ejemplo de uno de las máximas de la Administración Fabra, que debe ser más eficiente y acabar con cualquier gasto prescindible.

La receta electrónica supone poder realizar planificaciones en las farmacias para que el ciudadano, en caso de recibir un tratamiento largo, no tenga que desplazarse a un centro de salud y pueda recibir el medicamento directamente en las farmacias.

Asimismo, destacó que la valenciana es una de las cinco Comunidades que tiene implantado este modelo al cien por cien.

La Comunitat Valenciana realiza más de 100 millones de dispensaciones de manera electrónica. Fabra destacó que su implantación ha supuesto un esfuerzo presupuestario y de gestión para mantener los altos niveles alcanzados en la sanidad pública valenciana.

En este sentido, realizó un llamamiento a los usuarios del sistema público de salud, a los que pidió responsabilidad para evitar gastos innecesarios.