Fabra inicia reuniones con alcaldes para fortalecer su liderazgo

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha comenzado a recibir a alcaldes de los diferentes Ayuntamientos en los que gobierna el PP, lo que supone la apertura de una nueva línea de contactos con quienes componen la estructura orgánica y política de la Comunitat. Se trata con ello de conocer de primera mano las inquietudes, problemas y reivindicaciones de las Administraciones locales y, a la vez, potenciar su peso interno dentro de las estructuras de la organización de los populares valencianos.

Estas reuniones, varias de ellas llevadas a efecto esta misma semana -la última con las alcaldesa de Dénia, Ana Kringe, y de Alzira, Elena Bastidas- indican que el presidente ha decidido optar por la línea que aconsejaban colaboradores como la consellera de Educación, Cultura y Deportes, María José Catalá, que ocupó el cargo de alcaldesa de Torrent antes de que Fabra la designara miembro de su Gobierno, que han propiciado siempre las reuniones entre el presidente y los primeros ediles como células importantes del partido, frente a quienes piensan que el futuro depende exclusivamente de la evolución de la economía.

Los defensores del contacto con los alcaldes basan su tesis en un doble beneficio. Para los alcaldes, que ven reconocida su actividad y su aportación al partido y a los valencianos. Para Alberto Fabra, que afianzará así su liderazgo fortaleciendo su poder orgánico, una circunstancia considerada necesaria en todo el territorio de la región y especialmente en la provincia de Valencia, en la Alfonso Rus goza de gran predicamento como consecuencia de las diferentes circunstancias de la actualidad.