Felip daba por bueno todo lo que Marc Llinares le pasaba para su firma

El ex director general de Cooperación, Josep María Felip
El ex director general de Cooperación, Josep María Felip

El ex director general de Cooperación, Josep María Felip, manifestó ayer durante su declaración en el juicio del caso Cooperación, que todo lo que venía en las carpetas portafirmas «tenía el ok». Este «ok», como luego aclaró Felip a preguntas de Pilar de la Oliva, era tácito, basado en el «principio de confianza legítimo» de la Administración.

Además, aseguró que su firma en lo que respecta al expediente de las ayudas a Cyes, «era un mero trámite de traslado» y que «los directores generales no tenemos capacidad resolutiva».

«Todo lo que lleva el portafirmas es correcto, según el que puede hacerlo, que es el jefe de área», explicó.

Felip explicó profusamente que él asumió las competencias de la «extinta dirección general de Cooperación a nueve meses de las elecciones y por los criterios de austeridad de la Generalitat que unificó así dos direcciones».

Dio a entender que el encargo que le realizó el propio conseller Blasco de asumir esas competencias era engorroso y que le pidió que lo decidiera el propio presidente Camps.

También hizo hincapié en que el expediente estaba tramitado y pagado cuando él llego: «estoy cansado de escuchar que yo cerré ese expediente» y explicó que todo estaba hecho cuando él llegó y que su antecesora, Pilar Collado, «se despidió a la francesa y a día de hoy aun no me ha advertido de nada».

Quizá por ello, Felip reunió a su equipo, capitaneado por Marc Llinares como jefe de área junto con Amparo Ortiz y otros funcionarios «y les pregunté si debía estar preocupado por algo, y me dijeron que no».

Respecto al posterior intento de destitución de Marc Llinares, Felip se lo pidió al conseller «porque se había roto la cadena de custodia de documentos, ya que el expediente había salido en la prensa sin que ni la diputada denunciante ni nadie lo hubieran pedido». Pero Blasco impidió esta destitución.

El ex director general, que no quiso contestar a las preguntas de las acusaciones porque hizo suyos los argumentos de Alex Catalá expuestos abajo, explicó a las defensas que «cuando yo llego no participo en la redacción de ningún listado», en alusión al listado de facturas que se adjuntó al expediente con fecha anterior al día de su elaboración.

Felip reiteró que no conocía el expediente de Cyes y que ni siquiera compartía espacio físico con el área de Cooperación porque él no quiso dejar su despacho de Inmigración, que era lo que realmente le interesaba profesionalmente.