Política

Hacienda advierte a Ribó de que no está cumpliendo el plan de endeudamiento

El Ministerio le informa de que si reitera el incumplimiento se quedará sin créditos

El alcalde de Valencia tuvo conocimiento de la misiva del Ministerio el pasado día 8, pero no lo comunicó a los grupos hasta el viernes, un día después del pleno de presupuestos-ARCHIVO
El alcalde de Valencia tuvo conocimiento de la misiva del Ministerio el pasado día 8, pero no lo comunicó a los grupos hasta el viernes, un día después del pleno de presupuestos-ARCHIVO

El Ministerio de Hacienda ha enviado un requerimiento al alcalde de Valencia, Joan Ribó, en el que le advierte de que no está cumpliendo con el plan de ajuste que tenía pactado con el Gobierno de España.

Y por ello le requiere para que «habiéndose advertido una reiteración en el incumplimiento del plan de ajuste, se proceda por el Ayuntamiento a la presentación en el plazo de un mes, de medidas que puedan permitir la corrección de los incumplimientos señalados. En el caso de que no se produzca esta remisión o de que las medidas se consideren insuficientes se remitirá una nueva comunicación a esta entidad, requiriendo la adopción de un acuerdo de no disponibilidad de créditos».

La carta del Ministerio desmonta el argumento de Ribó de que el Ayuntamiento de Valencia «había salido del plan de ajuste», si bien es cierto que estaba «fuera del plan», pero no por haber cubierto la deuda, sino por no haberlo cumplido.

Además, el Ayuntamiento de Valencia ya sabía de esta circunstancia porque «el pasado año el Ministerio de Hacienda remitió al Ayuntamiento un requerimiento en el que se ponía de manifiesto el incumplimiento del plan en 2016 y la necesidad de adoptar medidas al objeto de alcanzar, a cierre de 2017, el cumplimiento de los compromisos asumidos por la corporación local, indicándole que se verificaría su cumplimiento con motivo del cuatro informe trimestral de 2017 de seguimiento del plan de ajuste».

Explica el Ministerio que «con el fin de garantizar el reembolso de las cantidades derivadas de las operaciones de endeudamiento concertadas, las entidades locales podrán ser sometidas a actuaciones del control» y en virtud de dicha potestad, Hacienda dice que «se constata una desviación negativa entre las magnitudes resultantes de la ejecución presupuestaria de 2017 y los compromisos adquiridos por la corporación local para ese periodo en el plan de ajuste en vigor».

¿Contradicciones?

El pasado 18 de septiembre, el alcalde Ribó y su concejal de Hacienda, Ramón Vilar, airearon a los cuatro vientos que «la capital del Túria se deshará del corsé del plan de ajuste que el Ministerio de Hacienda aprobó en 2012» y añadieron que «la derecha tiene fama de gestionar bien la economía, y nosotros hemos demostrado que la gestionamos infinitamente mejor».

La misiva del Ministerio parece desmentir todo lo que dijeron el alcalde y su edil e indica no solo que se permanece en el plan de ajuste todavía, sino que además, este se está incumpliendo.

Y esta advertencia la realiza la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que no Montoro.