Interinos amenazan con un recurso al TSJ si son reordenados en bolsa

Piden a Educación que mantenga el orden aunque no hayan prestado servicios durante este curso

Mas de 15.000 aspirantes se presentaron ayer a las oposiciones para docentes en las que se ofertan 1.100 plazas
Mas de 15.000 aspirantes se presentaron ayer a las oposiciones para docentes en las que se ofertan 1.100 plazas

Un colectivo de docentes interinos examinados en las oposiciones de 2015 y que no han sido llamados por la administración educativa para prestar servicios durante este curso, amenaza a la Conselleria de Educación con interponer un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) si, tras las pruebas de 2016, son reordenados en bolsa.

Ayer dieron comienzo las oposiciones de acceso a los diferentes cuerpos docentes no universitarios, en las que un total de 15.306 aspirantes afrontarán las pruebas para cubrir 1.185 plazas. Sin embargo, la Conselleria de Educación que dirige Vicent Marzà todavía no ha solucionado el conflicto que tiene en pie a este perjudicado grupo de interinos.

Según informó a LA RAZÓN la portavoz de los afectados, Sonia Tenza, la convocatoria de 2015 era independiente de cualquier acuerdo de interinos y aseguraba el mantenimiento indefinido de la posición en la bolsa de trabajo de los aprobados.

El problema es que, al no haber sido llamados por la administración educativa para cubrir vacantes o sustituciones, no poseen lo que se conoce como «servicios prestados» El colectivo solicitó a Conselleria la modificación de la Resolución de 2010, actualmente vigente, por la que los interinos no conservan el orden en la lista si no han prestado servicios y deben volver a presentarse a las pruebas, pudiendo incluso quedar por detrás de los participantes de la convocatoria de 2016.

Tras intentar llegar a un consenso con la Administración y realizar concentraciones en las puertas de la Conselleria, los docentes interinos han decidido actuar «por la vía legal», según explicó la portavoz.

De esta forma, presentaron entre el 3 y el 6 de junio reclamaciones a nivel individual con las que deberían poder mantener su puesto en la bolsa de trabajo «según lo establecido en la convocatoria de 2015».

Posteriormente, los afectados contrataron un abogado que, el pasado 8 de junio, solicitó ante el Tribunal Superior de Justicia medidas cautelares. Según informó Sonia Tensa, si el TSJ rechaza las medidas y la Administración no les atiende, el grupo interpondrá el recurso contencioso administrativo contra la Conselleria de Educación.