Política

La brecha salarial se reduce tres puntos pero es aún del 22,5 por ciento

Las diferencias salariales entre hombres y mujeres van desapareciendo aunque muy poco a poco y queda todavía mucho camino por recorrer

El 80 por ciento de las rentas inferiores a los 12.000 euros anuales corresponden a mujeres
El 80 por ciento de las rentas inferiores a los 12.000 euros anuales corresponden a mujeres

Las diferencias salariales entre hombres y mujeres van desapareciendo aunque muy poco a poco y queda todavía mucho camino por recorrer

El pasado viernes se celebró el Día por la Igualdad Salarial, una jornada establecida en España el 22 de febrero. Como ya es sabido, el hecho de que exista una jornada para reivindicar en alguna materia es indicativo de que, de base, existe una injusticia. En el caso de la brecha salarial entre hombres y mujeres, se van realizando avances, aunque son todavía lentos y la diferencia es muy significativa.

En la Comunitat Valenciana la diferencia de salarios entre ellos y ellas fue en 2016 (últimos datos publicados por el INE y recogidos por UGT en su informe «Reducir la brecha salarial, la prioridad») del 22,48 por ciento, una brecha considerable, aunque menor que la del año anterior, cuando se situó en el 25,54 por ciento.

Estos datos son, además, mejores que los que se dan en el resto de España, donde la diferencia de sueldos entre hombres y mujeres se redujo solamente en 0,5 puntos entre 2015 y 2016, al pasar del 22,86 por ciento al 22,35.

En el caso de la región, esta desigualdad tiene que ver con la precariedad del trabajo realizado por las mujeres, tal y como explicó la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra. Siete de cada diez personas con ocupación a tiempo parcial son mujeres. Además, el 80 por ciento de las rentas inferiores a los 12.000 euros pertenecen a las mujeres.

En cifras exactas, en el año 2016 la ganancia media anual de ambos sexos en la Comunitat Valenciana fue de 21.168,81 euros; la de las mujeres fue de 18.349,52 euros y la de los hombres fue de 23.672,18 euros. La subida salarial de las mujeres en 2016 fue de 538,14 euros, mientras que los hombres perdieron 246,96 euros de riqueza al año.

Oltra recordó que, a pesar de que las diferencias salariales se van reduciendo, «no hay que olvidar que la brecha salarial aborda solo la parte del trabajo retribuido, mientras que las tareas de reproducción, cuidado y sostenimiento de la vida, continúan recayendo mayoritariamente en las mujeres».

Por esta razón, dijo, desde el Consell se están impulsando una serie de medidas, como las primeras jornadas «Totes fem empresa» («Todas hacemos empresa»), para profundizar en las carencias y en las medidas necesarias para poner fin a esta discriminación.

Diferencias también en las pensiones

La brecha salarial se extiende también para las pensiones. En 2018 las mujeres percibieron un 35,2 por ciento menos de pensión que los hombres, que percibieron una pensión media de 1.084,86 euros al mes, 382,14 euros más que las pensionistas. CCOO-PV ha exigido una ley de igualdad retributiva y políticas que fomenten la corresponsabilidad, y su secretario general, Arturo León, ha reivindicado el 8 de marzo como una gran jornada de movilización social.