La cocina valenciana enseña su buen hacer al mundo de la gastronomía

Dacosta y Camarena encabezan la representación en Madrid Fusión

Paco Morales, a la izquierda y Quique Dacosta, derecha, junto a Jacob Torreblanca y Martín Berasategui.
Paco Morales, a la izquierda y Quique Dacosta, derecha, junto a Jacob Torreblanca y Martín Berasategui.

La importante presencia de la gastronomía valenciana en el congreso Madrid Fusión, que se celebra a partir de mañana en el Ifema de Madrid, viene a corroborar el buen momento por el que pasa nuestra cocina. La participación de cocineros valencianos, como Quique Dacosta y Ricard Camarena, al frente de clases magistrales unido a los reconocimientos que ambos cocineros han tenido en los últimos meses, sitúa la gastronomía valenciana entre las tres más importantes de España, junto a la vasca y la catalana.

En Madrid Fusión, Dacosta presentará mañana sus nuevas creaciones en una ponencia titulada «Sabor Mediterráneo», una de sus obsesiones en el restaurante, marcado por el mar de Dénia y la presencia imponente del Montgó. Por la tarde, impartirá un taller magistral sobre la cocción del marisco, una técnica que él ha perfeccionado, utilizando agua de mar, primero en ebullición y luego helada.

Ricard Camarena, cuya cocina es cada vez más transgresora y atrevida, también dirigirá un taller sobre la cocción del arroz, campo que domina a la perfección. Camarena es la mejor opción para explicar la correcta ejecución de los arroces, aunque su saber y capacidades culinarias van mucho más allá y Madrid Fusión debería aprovecharlas.

Paco Morales, del restaurante del Hotel Ferrero de Bocairent, presentará el martes su última innovación técnica, el «teppanyaki» inverso, una plancha que cocina con temperaturas de -35 grados. El pastelero Paco Torreblanca, que presentará su carta de postres de invierno y verano, y el biólogo y horticultor Santiago Orts, completan la participación valenciana en las ponencias.

También en los premios hay una presencia de nuestra cocina Así, Enrique Medina, del restaurante Apicius de Valencia, opta al galardón de cocinero revelación, que ya ganaron dos valencianos Ricard Camarena y Vicente Patiño, en 2006 y 2007. Manuel Alonso Fominaya (de Casa Manolo en Daimús), intentará conseguir el premio de cocina creativa con ingredientes italianos.