La San Silvestre de Valencia contó ayer con 15.000 participantes

En la fotografía, una panorámica de los participantes en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia
En la fotografía, una panorámica de los participantes en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia

Como cada año, la tradicional carrera pedestre de San Silvestre de Valencia va aumentado la participación que, como cada año, es variopinta y muestra el espíritu competitivo para unos, el participativo para otros y el festivo para muchos.

Lo cierto es que la Plaza del Ayuntamiento y alrededores fue el escenario de una multitud que este año la conformaron 15.000 participantes, tras completarse el cupo máximo establecido por la organización, compuesta por el Ayuntamiento y la Fundación Deportiva Municipal.

La San Silvestre Valenciana cerró ayer el calendario de carreras populares de la ciudad, con un recorrido de 5.300 metros, alrededor de medio kilómetro más que la distancia habitual, debido a la variación que se ha introducido en parte del itinerario.

Este año, la salida se producirá en la calle Bailén, frente a la estación del Norte, y no en plaza del Ayuntamiento, para evitar colapsos entre la salida y la llegada de corredores, dada la gran cantidad aficionados que participan.

Los corredores pasaron por las calles Xàtiva, Guillem de Castro, Blanquerías, y Paseo de la Ciudadela, hasta plaza de América, para volver por avenida de Navarro Reverter, calle de la Paz y San Vicente, hasta hacer meta en la plaza del Ayuntamiento.

Como novedad este año la prueba contó con un socio solidario, la Fundación Pequeño Deseo, a la que se destinará la aportación de 1 euro por inscripción de cada uno de los 15.000 participantes.

Cristóbal Grau, concejal de Deportes y Juventud, agradeció a los corredores su participación, ya que, con su actitud animaron la cita deportiva y presencia de amigos y familia, ofrecieron su gota de esfuerzo y la alegría.

La alcaldesa Rita Barberá se mostraba exultante en el momento de dar la salida y ¡cómo no! en la entrega de galardones a los vencedores.