Política

Les Corts aprueban la ley de servicios sociales sin dotarla económicamente

El PP presenta un recurso de reposición porque no se han cumplido los plazos en la presentación de enmiendas y Oltra ironiza sobre si los diputados del PP «se han escaldado»

La vicepresidenta se fotografió con los representantes de los colectivos que habían participado en la elaboración de la ley
La vicepresidenta se fotografió con los representantes de los colectivos que habían participado en la elaboración de la ley

El PP presenta un recurso de reposición porque no se han cumplido los plazos en la presentación de enmiendas y Oltra ironiza sobre si los diputados del PP «se han escaldado»

Les Corts Valencianes aprobó ayer la Ley de Servicios Sociales Inclusivos que declara dichos servicios como de «interés general». La nueva legislación apuesta por el sistema público de servicios sociales y pretende superar el marco asistencial de épocas anteriores. Se garantizan los derechos de las personas mediante un catálogo de prestaciones, y crea el Instituto Valenciano de Formación, Calidad e investigación en Servicios Sociales, para promover la calidad en los servicios.

Con la nueva norma aprobada, se creará la historia social única y compartida, que reducirá la burocracia; se estructurarán los servicios sociales en atención primaria y en atención secundaria; y se establecerá un mapa de servicios sociales en el que se identificarán las necesidades y su cobertura.

El PP criticó la ley por no estar dotada económicamente y repercutir el coste de su aplicación a los ayuntamientos y diputaciones. La diputada Sagrario Sánchez la comparó con la Ley de Dependencia, «que Zapatero la hizo sin dotarla económicamente». La diputada dijo que la ley era buena en cuanto a estructura y organización pero no podía ser que la Generalitat dijera «yo ordeno y tu pagas», y advirtió que cuando los ciudadanos lleguen al ayuntamiento les dirán «lo sentimos mucho pero no te podemos atender».

Sánchez repasó también las carencias a las que no dará solución esta ley y las concretó en 13.000 plazas para la tercera edad y 4.500 plazas para centros educacionales. Concluyó que la ley era «inmadura» y lo basó en que «Compromís, que está en el Consell, es el grupo que más enmiendas ha presentado».

En el plano formal, el PP presentó un nuevo recurso de reposición ante la Mesa de Les Corts por «las faltas y errores» que se han producido durante la tramitación de la ley. José Juan Zaplana aseguró que de no aceptarse este recurso, el grupo popular presentará un recurso de amparo al Tribunal Constitucional por «la falta de transparencia».

Al respecto, la vicepresidenta Oltra se preguntó si los diputados populares «se habían escaldado» revisando las enmiendas.