Los bancos no ofertan viviendas al Ayuntamiento por el bajo precio ofrecido

El concurso para la compra de pisos por el Ayuntamiento de Valencia se cerró sin ninguna adquisición al obtener solo tres ofertas de particulares que no cumplían los requisitos

El concejal del Grupo Popular en el  Ayuntamiento de Valencia, Alfonso Novo, denunció ayer los hechos
El concejal del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valencia, Alfonso Novo, denunció ayer los hechos

El concurso para la compra de pisos por el Ayuntamiento de Valencia se cerró sin ninguna adquisición al obtener solo tres ofertas de particulares que no cumplían los requisitos

A pesar del exceso de vivienda que poseen actualmente las entidades bancarias, el último concurso público para la adquisición de las mismas aprobado el pasado 30 de julio por el Ayuntamiento de Valencia ha sido un fracaso ante el paupérrimo precio de compra ofrecido, según denunció ayer el concejal del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valencia, Alfonso Novo.

El Consistorio valenciano presupuestó el proyecto en 1.2 millones de euros, con los cuales pretendían obtener 24 viviendas por un máximo de 50.000 euros cada una, así como sufragar los gastos de gestión de la campaña de promoción del plan.

Tras los 45 días de plazo para presentar las ofertas, solo fueron recibidas tres de manos de particulares que no cumplían los requisitos que contemplaba la convocatoria -abierta tanto para entidades bancarias como para la ciudadanía en general-.

Llegado el término del concurso con dichos resultados, el rendimiento del proyecto se resume en 80.000 euros de gatos destinados a la publicidad y la puesta en marcha de una web sobre el tema y diez meses de gestión «perdidos», tal y como calificó ayer el concejal Popular.

Este adjetivó el concurso como «espectáculo» y consideró que la política de vivienda debe utilizar los instrumentos que el gobierno municipal tiene a su disposición. En este caso, el papel lo cumple la sociedad pública Aumsa, que dispone de un parque de 550 viviendas, con alquileres de entre 250 y 350 euros.

Asimismo, anunció que su partido presentará este mes una moción de censura ante la Comisión de Urbanismo para que el dinero presupuestado para la adquisición de domicilios se transfiera a esta sociedad para que construya Vivienda de Protección Oficial en sus solares.

Novo manifestó que el no haber tomado esta vía hasta ahora, es fruto de la «descoordinación» del equipo de gobierno, ya que Aumsa está en manos del PSPV mientras que el Área de Desarrollo Urbano y Vivienda es gestionada por València en Comú.