Puig e Iceta exigen abrir de inmediato el debate para la reforma de la Constitución

El líder de los socialistas catalanes cree «irresponsable» aplazar «sine die» el asunto

Miquel Iceta atiende a la prensa tras reunirse con el secretario general del PSPV, Ximo Puig (detrás)

El líder de los socialistas catalanes cree «irresponsable» aplazar «sine die» el asunto

Los secretarios generales del PSPV-PSOE y del PSC, Ximo Puig y Miquel Iceta, coincidieron ayer en varios asuntos, sobre todo en los que conciernen a las reclamaciones al Gobierno central en materia política y económica. En cuestiones de partido, sin embargo, sus posturas siguen siendo antagónicas, pues pese a las buenas relaciones que existen entre ambas agrupaciones, el PSC de Iceta apoyó a Pedro Sánchez en la última crisis socialista, mientras que la cúpula del PSPV-PSOE se puso de parte de aquellos que acabaron con él.

Con todo, la revisión de la Constitución es uno de los temas en que ambos líderes presentan un frente común ante el Ejecutivo de Mariano Rajoy, al que le reclaman que abra ya las negociaciones para la «necesaria» reforma constitucional.

El PSOE, según recordó Iceta, ha pedido en dos ocasiones que se abra un espacio donde el mundo académico, las comunidades autónomas y expertos establezcan un calendario, índice y temario y expongan las ideas, los puntos de aproximación y de dificultades sobre los que trabajar.

El líder de los socialistas catalanes no cree que sea necesario esperar a después del Congreso del PSOE porque su partido «tiene los deberes hechos en esta materia». A su juicio, las reformas constitucionales «son procesos largos y complicados, dejarlo aparcado ‘sine die’ sería imprudente». De hecho, el debate no puede ni debe, dijo el catalán, esperar al próximo congreso socialista, que sigue aún sin fecha.

Financiación prioritaria

Del mismo modo se pronunció Puig, quien criticó la falta de respuesta de Rajoy a esta reivindicación. «Para él puede esperar todo, pero si no empezamos a movernos se nos pasará el arroz (...) La actualización de la Constitución es necesaria en lo relativo a Europa y otros derechos, y ese trabajo hay que hacerlo sosegadamente, pero ya. Va a ser necesario un consenso básico y no podemos mirar hacia otro lado pensando que no existe el problema».

Preguntado por si la nueva Constitución ha de reconocer el derecho a decidir, Puig respondió que el PSOE tiene aprobada su posición respecto a la cuestión territorial, que, como también explicó Iceta, «tiene que ver con el acuerdo de Granada, absolutamente vigente». Respecto a este asunto, aclaró que «pactar no es traicionar, sino actuar con inteligencia, la convivencia es fundamental, necesitamos que se hable ya de la reforma necesaria».

Otro de los asuntos que trataron en la cita fue el de la nueva financiación autonómica, que ambos consideran prioritaria. «Lo más urgente ahora es la financiación, conviene que el PSOE sea capaz de arrastrar al PP a una posición reformista y valiente, que es más urgente en Cataluña por la deriva independentista, y en este aspecto la posición de la Generalitat valenciana es una referencia para nosotros», declaró al respecto Iceta. Por su parte, el valenciano defendió un nuevo modelo basado «en la singularidad de los territorios y en la igualdad de los ciudadanos».

Hablaron también de infraestructuras, en concreto, del Corredor Mediterráneo. El presidente de la Generalitat aseguró que encuentra «más sensibilidad» en este asunto en Bruselas que en Madrid. Según denunció, «no puede ser que la segunda y tercera ciudades españolas (Barcelona y Valencia) no tengan conexión de alta velocidad».