MENÚ
martes 16 octubre 2018
16:46
Actualizado
  • 1

Ribera Salud alerta de la saturación de centros cercanos tras la reversión

La baja de más de 200 profesionales con contrato temporal dejará al hospital de Alzira con servicios en déficit y pacientes obligados a acudir a otro Departamento

  • El hospital de Alzira está gestionado por el Grupo Ribera Salud hasta el próximo 31 de marzo, fecha a partir de la cual volverá a manos del sistema sanitario público
    El hospital de Alzira está gestionado por el Grupo Ribera Salud hasta el próximo 31 de marzo, fecha a partir de la cual volverá a manos del sistema sanitario público
Valencia.

Tiempo de lectura 2 min.

06 de marzo de 2018. 20:39h

Comentada
Valencia. 7/3/2018

La salida de 236 profesionales que trabajan actualmente en el hospital de Alzira que gestiona el Grupo Ribera Salud conllevará, «de manera irremediable», una mayor saturación de otros centros de salud y hospitalarios. «Si yo fuera el gerente de otros Departamentos de salud periféricos, como La Fe, Xàtiva, Alcoi o el Clínico de Valencia, estaría preocupado».

El gerente del Departamento de La Ribera, Javier Palau, vaticina que a partir del día 1 de abril, fecha en la que este volverá a ser de gestión pública, habrá una sobrecarga de trabajo en los centros más próximos, ya que el de Alzira no podrá atender toda la demanda debido a que contará con 236 trabajadores menos, que son los que actualmente tienen un contrato temporal. «La Conselleria de Sanidad aún no ha explicado qué es lo que va a hacer para reponer estos recursos humanos. El tema está muy verde, No existe un plan, no hay cronograma... y se debería saber ya».

La Atención en Urgencias es una de las principales afectadas, ya que de 16 contratos, diez son temporales. En cuanto a la Atención Primaria ordinaria, «caen» cinco médicos de familia y tres pediatras, «lo que supone un gran impacto».

A Palau le preocupa especialmente el área de Radioterapia, que deberá suspender entre el 15 y el 20 por ciento de sus sesiones previstas (pacientes con cáncer y tratamiento inaplazable), ya que por ley, es necesaria la presencia de un determinado número de técnicos, «que en este caso, no podrá ser asegurada», según se desprende del informe realizado por la consultora RodioConsulting. A ello se suma, según el gerente, que todavía no se han licitado todos los concursos en este servicio, «lo que agravará aún más la situación».

El estudio que analiza el impacto que supondrá pasar de un modelo de gestión indirecta a uno de gestión directa recomienda «suspender la reversión de manera transitoria» y elaborar un «verdadero proyecto de «reversión».

Este informe sirvió para pedir en el Juzgado las últimas medidas cautelares de suspensión de la reversión, aunque fueron desestimadas por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, una decisión contra la que Ribera Salud ya ha presentado un recurso de reposición.

Un futuro laboral incierto

«No sabemos qué piensa hacer la consellera (Carmen Montón) cuando el día 31 finalice el contrato de 236 trabajadores temporales». Según Palau, el centro ha vivido en los últimos meses un goteo de abandono de profesionales (hasta 70) que se ha incrementado en los últimos días ante la inseguridad laboral que se prevé cuando la Conselleria de Sanidad tome las riendas.

Últimas noticias