Sanidad transige y anuncia que aplicará el copago, pero «lo más tarde posible»

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Ni la Valenciana es una Comunidad «insumisa» ni el conseller de Sanidad un «antisistema», así que no queda otra que aplicar las leyes estatales aunque éstas no acaben de convencer. El titular de este Departamento, Manuel Llombart, lo ha dicho en reiteradas ocasiones desde que se anunciara la medida. El copago farmacéutico en los medicamentos de dispensación hospitalaria a pacientes no ingresados «no garantiza la sostenibilidad del sistema». De hecho, algunos estudios señalan que el coste de su aplicación es superior a lo que pueda llegar a recaudarse.

No obstante, se trata de una norma de carácter estatal, y como tal, la Generalitat está «absolutamente obligada» a cumplirla. Es decir, «lo que no vamos a ser es una Comunidad insumisa».

Sin embargo, al Consell le queda cierto margen para el pataleo, que es lo que evidencia cuando asegura que aplicará esta medida «lo más tarde posible», previsiblemente a lo largo de este primer trimestre.

Con todo, el conato de rebeldía autonómica no es suficiente. Al menos para los partidos de la oposición, que ayer no tardaron en reclamar la retirada de la propuesta del Ministerio que dirige Ana Mato.

En este sentido, el grupo parlamentario Compromís presentó ayer en Les Corts una proposición no de ley en la que insta al Ejecutivo valenciano a adoptar medidas económicas que compensen este «nuevo recorte a los derechos de la ciudadanía» impuesto desde Madrid, haciéndose cargo la Generalitat de los costes que suponga el pago de parte del precio de los medicamentos que se suministran en los hospitales.

Una petición a la que se sumó el grupo EUPV en el Parlamento valenciano. Su diputada Marina Albiol reclamó a la Generalitat que «no haga pagar a los enfermos de cáncer o de hepatitis por sus tratamientos». A su juicio, el problema no es la cantidad de dinero, «sino que se rompe con uno de los pilares básicos de nuestra sanidad pública, la solidaridad, y además se abre la puerta a cualquiera otro tipo de copago».