Transvia opera el Metrorbital desde 2010 sin concurrir a concurso público

El Ayuntamiento de Valencia admite que la empresa no paga ningún tipo de canon por prestar sus servicios. Ribó ha solicitado a la Generalitat que la EMT asuma el transporte de la línea hasta La Fe

Un autobús de Metrorbital que da servicio al hospital La Fe de Valencia
Un autobús de Metrorbital que da servicio al hospital La Fe de Valencia

El Ayuntamiento de Valencia admite que la empresa no paga ningún tipo de canon por prestar sus servicios. Ribó ha solicitado a la Generalitat que la EMT asuma el transporte de la línea hasta La Fe.

El Diari Oficial de la Generalitat (DOGV) publicó el 30 de noviembre de 2010 la autorización «temporal» a la unión temporal de empresas (UTE) formada por Edetania Bus SA y Fernanbus SA, ambas propiedad de Transvia, «la prestación de los servicios de transporte de viajeros por carretera en autobús» entre la estación de Empalme (Burjassot) y el nuevo Hospital La Fe, un servicio que presta Metrorbital.

La urgencia de dar un servicio al centro hospitalario justificó esta decisión, pero según confirmaron fuentes de la Conselleria de Vivienda y Obras Públicas, este permiso se fue renovando año tras año, sin que se sacase a concurso público ninguna concesión ni se firmase convenio alguno.

En 2014 se varió esta instrucción y se anunció que la prórroga finalizaría cuando se sacase la concesión, situación que todavía no se ha producido.

La actual titular de esta cartera, María José Salvador, ya ha anunciado que va a emprender la revisión de todo el mapa concesional de transporte de viajeros, puesto que el 80 por ciento de las concesiones están caducadas. Dentro de este estudio, se abordará también el servicio que se presta a La Fe.

En esta coyuntura, el Ayuntamiento de Valencia ha solicitado a la Generalitat asumir el servicio que hasta ahora ofrecía Metrorbital, pues, según el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, «la concesión con la empresa privada está caducada y opera gracias a una prórroga del contrato, como suele ser habitual en estos casos». Por ello entiende que asumir este trabajo no supondrá ningún tipo de coste, ni para el Consistorio, ni para el Gobierno valenciano.

No obstante, Grezzi admite dudas respecto a la concesión de este servicio a Transvía. «Podría haberlo hecho el Ayuntamiento. ¿Por qué no se hizo en su día? Porque se dio a esta empresa», declaración que insinúa posibles irregularidades.

El director general de Viajes Transvia Tours fue detenido el pasado mes de febrero en una operación coordinada por Fiscalía Anticorrupción y la Guardia Civil. Desde entonces, el Gobierno de Joan Ribó estudia rescindir la autorización administrativa que tiene concedida a esta empresa para el servicio del Bus Turístic en la ciudad. Un servicio por el que tampoco paga ningún tipo de canon, denunciaron, y que en el caso del Metrorbital se repite, según explica Grezzi. «No paga nada».

Según el concejal de Movilidad, el cambio no solo beneficia a las dos Administraciones implicadas, sino sobre todo al ciudadano. «Cuando asumamos el servicio, será más barato -los ochenta céntimos del trayecto mediante bonobús frente a los dos euros del Metrorbital). Además, eso nos permitirá más rapidez en las líneas (plantea también un cambio en el mapa del transporte urbano de concepción radial a octogonal, sin obligatoridad de pasar por el centro de la ciudad) y descongestionar la calle».