Una intoxicación afecta a 18 clientes de un salón de bodas

Los afectados por la intoxicación alimentaria en La Pobla de Farnals fueron dados de alta horas después

El aviso por este incidente se produjo alrededor de las 21 horas, y hasta el lugar se movilizó una unidad del SAMU (Servicio de Atención Médica Urgente), dos SVB (Soporte Vital Básico), dos TNA (Transporte No Asistido) y el PAC (Punto de Atención Continuada) de Massamagrell
El aviso por este incidente se produjo alrededor de las 21 horas, y hasta el lugar se movilizó una unidad del SAMU (Servicio de Atención Médica Urgente), dos SVB (Soporte Vital Básico), dos TNA (Transporte No Asistido) y el PAC (Punto de Atención Continuada) de Massamagrell

Los afectados por la intoxicación alimentaria en La Pobla de Farnals fueron dados de alta horas después

Dieciocho clientes que cenaban en un salón de bodas de la localidad valenciana de La Pobla de Farnals fueron atendidos la noche del sábado por personal sanitario al sufrir los síntomas de una posible intoxicación alimentaria, según informó ayer el Centro de Información y Coordinación de Urgencias de la Comunitat Valenciana.

El aviso por este incidente se produjo alrededor de las 21 horas, y hasta el lugar se movilizó una unidad del SAMU (Servicio de Atención Médica Urgente), dos SVB (Soporte Vital Básico), dos TNA (Transporte No Asistido) y el PAC (Punto de Atención Continuada) de Massamagrell.

Tras las primeras atenciones, un total de 18 pacientes fueron trasladados a dependencias sanitarias, concretamente al Hospital Clínico (6), al Hospital de Sagunto (2), al Hospital de Castellón (3), al Hospital Peset (1) y al Centro de Salud de Massamagrell (6), de donde fueron dados de alta horas después.

Fallece el joven del monopatín

En otro orden de cosas, uno de los cuatro menores que se accidentaron el pasado jueves cuando circulaban con monopatines por la carretera del puerto de Oropesa (Castellón) falleció ayer en el Hospital General de Castellón, donde permanecía ingresado.

El accidente se produjo sobre las 24 horas del pasado jueves, cuando los cuatro menores, de entre 15 y 16 años, colisionaron entre ellos.

Uno sufrió una parada cardiorrespiratoria de la que pudo ser reanimado, otro una conmoción, el tercero una contusión en una pierna y el cuarto, una crisis de ansiedad.