Uno de los alcaldes «okupa» cobra más de 83.000 euros al año

El primer edil de Vila-real (PSOE) participó en el encierro del viernes

El alcalde de Vila-real, segundo por la izquierda, tras abandonar el encierro de 24 horas en la Casa del Caragols
El alcalde de Vila-real, segundo por la izquierda, tras abandonar el encierro de 24 horas en la Casa del Caragols

Durante 24 horas, una treintena de alcaldes socialistas de la provincia de Castellón se encerraron en la sede del Consell de la capital de la Plana para reclamar las deudas que la Generalitat valenciana mantiene con los Consistorios y que cifran en 200 millones.

La acción enfadó al PP, que la calificó de «populista», «ilegal» y, por qué no, poco acorde con los salarios que perciben algunos de los aspirantes a «okupas», especialmente en un momento en el que los salarios de los políticos se analizan con lupa.

Por ejemplo, el alcalde de Vila-real, José Benlloch, cobra más de 83.000 euros al año. Solo como primer edil de la localidad de 52.000 habitantes gana 65.618 euros anuales brutos.

A esta cantidad hay que añadir las dietas que percibe por pertenecer al Consejo de Reciplasa, organismo encargado del tratamiento de las basuras de parte de la provincia de Castellón. Por cada reunión gana 300,51 euros, según confirmaron fuentes populares. Estas asambleas suelen tener una periodicidad mensual, por lo que los emolumentos del alcalde suman por este concepto 3.300 euros, teniendo en cuenta que el mes de agosto suele ser inhábil. Fuentes del Ayuntamiento de Vila-real rebajaron esta cifra a 1.400 euros. La cuenta hasta aquí suma más de 67.000 euros anuales.

El resto, lo gana como diputado de Les Corts. Como tiene su nómina de alcalde, cobra doce pagas de 588 euros que le corresponde por «indemnización por ejercicio de la función pública», o lo que es lo mismo, por vivir entre diez y 100 kilómetros de Les Corts y otras 14 de 584 por ser vicepresidente de una Comisión.