Política

Venta «online» y aplicaciones de móvil para vender la cosecha

Cualquier solución es buena antes que tirar las naranjas. Un socio de AVA-Asaja crea una «app» para poder vender fruta y verdura directamente al consumidor

Centenares de agricultores han visto esta campaña cómo su cosecha se echa a perder por el exceso de fruta en el mercado. Los agricultores piden que se anulen los acuerdos de libre comercio con países terceros
Centenares de agricultores han visto esta campaña cómo su cosecha se echa a perder por el exceso de fruta en el mercado. Los agricultores piden que se anulen los acuerdos de libre comercio con países terceros

Cualquier solución es buena antes que tirar las naranjas. Un socio de AVA-Asaja crea una «app» para poder vender fruta y verdura directamente al consumidor

La desesperación cunde entre los agricultores. Tener que desperdiciar las mandarinas, echarlas al suelo literalmente, después de toda una campaña de esfuerzos y sacrificios, es algo insoportable para cualquiera. Como ante estas situaciones el ingenio se agudiza y se hace de la necesidad virtud, no son pocos ya los agricultores que venden a través de páginas web, empresas que hace años se iniciaron en esto de la venta «online» y les da al menos para no tener que tirar las naranjas.

En la época del «smartphone» era de esperar que esta venta «online» se articulara a través de alguna aplicación para teléfono móvil. David Requena, socio de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), vio en esta vía una salida para todos aquellos productores que no saben cómo vender su cosecha después de un año de duro trabajo.

«Custom Cook» permite publicar en la aplicación cualquier alimento que se quiera vender. «Sería una especie de Wallapop de comida», explica Requena. Funciona por geolocalización y en el acuerdo comercial se decide si es el agricultor quien transporta la mercancía hasta el consumidor, o al contrario.

Sirve para frutas, verduras, miel, leche, huevos, o incluso para recetas realizadas en casa. La «app» tiene diferentes categorías -carnicería, charcutería, frutería y productos ecológicos- y solo hay que registrarse para vender o comprar alimentos.

La «app» puede descargarse ya, aunque todavía no está en funcionamiento por falta de usuarios, pero podría solucionarle la campaña a más de uno.