342 días de 2013 sin muertos en las carreteras

En 2001 fallecieron 125 personas, en 2013 fueron 27

La Razón
La RazónLa Razón

Madrid- Una salida de vía, en una carretera secundaria y en domingo. Así fue el perfil del accidente mortal en las carreteras madrileñas según el Balance de Seguridad Vial de la Consejería de Transportes.

La Comunidad ha estudiado, durante los últimos años, las causas de estos accidentes, el número de muertes que se producen en cada una de las colisiones en función de cómo se produzcan y en qué circunstancias se dé el impacto, las vías por las que circulaban los afectados así como otros factores y, con los datos, ha tratado de aplicar medidas para reducir la siniestralidad.

A la vista de los resultados, el sistema ha funcionado bien. Mientras en 2001 murieron en la región un total de 125 personas en 128 accidentes, el año pasado terminó con un total de 27 fallecidos en 23 colisiones. Así, durante el año pasado hubo un total de 342 días en los que no se produjo ningún accidente mortal en las carreteras regionales.

De hecho, la progresión de descenso de víctimas mortales se mantiene durante estos trece años casi de forma constante, aunque destaca la caída de 2004, cuando se endureció la legislación al volante y en 2007, primer año completo con el carné por puntos en vigor.

Pero además de los cambios legislativos, lo cierto es que la Comunidad de Madrid «realiza rigurosos estudios tanto de la intensidad de circulación como de la accidentalidad registrada en la región, con el objetivo de conocer en qué carreteras se producen un mayor número de accidentes y sus causas para poder planificar las actuaciones más efectivas en cada caso», tal y como aseguran en un comunicado.

Unas cifras difíciles de reducir

De los 23 accidentes mortales registrados el año pasado, ocho se produjeron por salida de vía, seis por una colisión frontal, tres accidentes, por colisión frontolateral y 2, por alcance. Sobre este tipo de accidentes, el consejero de Transportes, Pablo Cavero, explica que «estas cifras son difíciles de reducir porque no se concentran en tramos concretos, pero es importante conocer los accidentes registrados y estudiarlos para adoptar las medidas correctoras necesarias».

Además, la construcción de variantes y mejora de travesías en muchos puntos de los más de 2.600 kilómetros de carreteras que atraviesan la región ha permitido reducir de manera considerable el número de atropellos tanto de personas como de animales. De esta forma, en todo el año, fueron víctimas de atropello tres personas y un animal que andaba suelto por la carretera. Y todo ello con un parque móvil creciente.

Como curiosidad, y sin que haya una relación directa entre los días de la semana y las probabilidades de sufrir un accidente mortal, durante los domingos de 2013 se produjeron un total de cinco accidentes mortales, mientras que los sábados y martes se produjeron cuatro. Los días con menos siniestros fueron los lunes y viernes.

Muere de un infarto en la m-30

Un hombre falleció ayer después de sufrir un infarto mientras conducía a la altura del Puente de Ventas de la M-30, según informaba Emergencias Madrid. El conductor, que al ser consciente de la situación se apartó de la calzada al arcén, colisionó contra el quitamiedos sin que otros vehículos sufrieran daños. El Samur trató de reanimarle sin éxito y el varón murió en el mismo lugar.