Amenaza de huelga de los vigilantes de Metro de Madrid

Los sindicatos de la adjudicataria del servicio convocan una movilización el 27 de septiembre

Metro de Sol
Metro de Sol

Los sindicatos de la adjudicataria del servicio convocan una movilización el 27 de septiembre.

Siguiendo la estela de Eulen en el aeropuerto de El Prat, los trabajadores de Seguridad Integral Canaria (SIC), a los que pertenecen hasta 470 vigilantes privados que «patrullan» andenes y estaciones de Metro de Madrid, anunciaron ayer movilizaciones y amenazaron con secundar una huelga a partir del próximo 27 de septiembre.

En julio de 2013 Metro adjudicó a SIC la prestación de los servicios de seguridad en Metro Sur, las líneas 5, 10, y parte de la línea 6 de la red metropolitana madrileña. La empresa, cuya dirección ha comunicado a sus trabajadores un cese de actividad, también presta su servicios en otras instituciones como el Ministerio de Defensa. Su plan, denuncia José Ángel Paniagua, presidente del comité de empresa, es abandonar el mercado de la vigilancia y dejar a su plantilla en manos de dos empresas «low cost», que, denuncia, en principio absorberían la plantilla.

Hasta ahora, explican, los trabajadores de esta empresa han venido sufriendo retrasos continuados en el abono de las nóminas. Por ello, el sindicato UGT ha trasladado a la dirección de Metro de Madrid «la urgente necesidad de que se activen los mecanismos legales que terminen con la prestación del servicio por parte de SIC ante su cese de actividad», señaló ayer Valle Sanz, responsable de UGT en esta empresa.

«Desde Seguridad de UGT denunciamos la contratación pública que, bajo apariencia de legalidad, esconde precariedad en el empleo», añadió Sanz que exige «que se termine con esta suerte de “dumping social” que tiene como objetivo eliminar derechos y bajar salarios de los trabajadores y trabajadoras».

Fuentes de Metro de Madrid explicaron que en noviembre la empresa cerrará un nuevo contrato de seguridad por valor de 234 millones de euros para los próximos cuatro años. El presupuesto es un diez por ciento superior a que la compañía dedica actualmente a este servicio, añadieron. «Entre las cláusulas de los nuevos contratos estará la obligatoriedad de cumplir con el convenio colectivo del sector», concluyeron las citadas fuentes. En la actualidad Metro de Madrid tiene potestad para sancionar a las empresas con las que contrata sus servicios si en ellas hay conflictos laborales, como podría ser el caso de SIC.