Actualidad

Carmena recupera una Navidad «made in Botella»

La sede del Ayuntamiento volverá a contar con un gran belén, frente al del pasado año, que ocupaba apenas ocho metros

El Palacio de Cibeles recupera protagonismo y tendrá, como en la pasada legislatura, una pista de hielo durante las fiestas, además de un belén de grandes dimensiones.

Publicidad

El Área de Cultura del Ayuntamiento de Madrid da en estos días los últimos retoques a la programación navideña que los vecinos de la capital disfrutarán en las próximas semanas. Las fiestas del año pasado, las primeras con Manuela Carmena (Ahora Madrid) como alcaldesa, estuvieron marcadas por la polémica en algunos de sus actos. La Cabalgata, por ejemplo, fue criticada por parte de la oposición, que acusó a la delegada Celia Mayer de haberla convertido en un “show politizado”. También fue controvertida la decisión de instalar en el Palacio de Cibeles un belén de apenas ocho metros cuadrados y que apenas recibió visitantes, así como el veto a un colegio católico en el desfile de Reyes del distrito de Carabanchel.

Unas polémicas que el Gobierno de Carmena evitará en la programación de este año, dando marcha atrás y recuperando buena parte de las propuestas que impulsó en la anterior legislatura el equipo de Ana Botella.

Uno de estos cambios, tal y como ha podido confirmar LA RAZÓN por fuentes municipales, es el que supone el regreso de un belén de grandes dimensiones al Palacio de Cibeles. Será el nacimiento hebreo de más de 250 figuras del artista José Luis Mayo Lebrija que es propiedad municipal. La Asociación de Belenistas de Madrid se encargará entre el sábado y el domingo de su montaje en el Patio de Operaciones de CentroCentro, en donde ocupará alrededor de 50 metros cuadrados. El año pasado, este belén estuvo expuesto en la Casa de Cisneros, ubicada en la Plaza de la Villa. Está integrado por varias escenas que van desde la anunciación a la Virgen al nacimiento de Jesús, pasando por la adoración de ángeles y pastores, el castillo de Herodes, la caravana de los Reyes Magos o la huida a Egipto. Su montaje este año será lineal –en formato de diorama– en lugar del confeccionado en las pasadas navidades en la Casa de Cisneros, que fue de 360 grados. La Asociación de Belenistas completará la obra con más piezas, construcciones y un río, según subraya su presidente, Eugeni Barandallas. Con esta decisión, el equipo de Ahora Madrid aparca, al menos por este año, la decisión de diciembre de 2015 cuando encargó contrarreloj a José Luis Mayo la instalación en la sede del consistorio de un belén de apenas 30 figuras y con unas dimensiones de 2,8 x 2,8 metros.

Al margen del que se instalará este fin de semana en CentroCentro, el Ayuntamiento confirma que “habrá más nacimientos” por la ciudad, aunque su ubicación definitiva se dará a conocer en breve. Entre ellos, destaca el belén napolitano del siglo XVIII que el Museo de Historia expondrá en su sede de la calle Fuencarral. Este conjunto está integrado por medio centenar de piezas articuladas. La previsión es que este nacimiento tenga más visitas que otros años ya que se verá beneficiado por el reclamo de la exposición “Carlos III y el Madrid de las Luces”, cuya inauguración está prevista para el próximo 28 de noviembre.

Publicidad

En el área de Cultura y Deportes del Ayuntamiento precisan que la decisión de volver a instalar un nacimiento de grandes dimensiones en Cibeles se debe a que los directores artísticos de la programación han considerado que “es el mejor lugar” para su exhibición. Desde el PP, por el contrario, aseguran que “el descrédito del equipo de Carmena con el escándalo de la Navidad y la Cabalgata del año pasado ha quedado patente” con la rectificación en la programación de este año. Su portavoz en Cultura, Isabel Rosell, sostiene que “la recuperación de Cibeles, la sede del Ayuntamiento, como epicentro del programa municipal de la Navidad, con el gran belén que había en años anteriores, e incluso la pista de hielo, es una buena noticia para los madrileños y quienes nos visitan. No se trata de recuperar la Navidad del PP, sino de recuperar la Navidad de los madrileños”.

Publicidad

Cibeles, epicentro de las fiestas

Además de la vuelta de un belén de grandes dimensiones a su interior, el Palacio de Cibeles será el escenario de otra de las novedades de este año. En las fiestas de 2015, el equipo de Carmena optó por no instalar una pista de hielo en la Galería de Cristal de la sede del Ayuntamiento y en su lugar, los madrileños pudieron disfrutar de un castillo hinchable de 35 metros.

También aquí, se da marcha atrás y se recuperará la pista de hielo habitual en la pasada legislatura. Lo hará además bajo el mismo nombre que tuvo durante el mandato de Ana Botella: “Cibeles sobre hielo”. Será una instalación de 475 metros cuadrados que abrirá al público entre el 21 de diciembre y el 6 de enero con un horario de 11 a 21 horas con algunas excepciones: el 24 y el 31 cerrará a las 18 horas; el 25 y el 1 de enero abrirá a las 17 horas, mientras que el día 5 su acceso dependerá de las necesidades finales de la Cabalgata de Reyes. Desde Madrid Destino señalan que el proyecto “Cibeles sobre Hielo” busca “crear una ambientación especial de la Galería de Cristal, que convierta a este espacio en un lugar de referencia donde acudir para disfrutar de entretenimientos relacionados con estas fiestas y con la actividades propias de la estación invernal”. El acceso a la Galería de Cristal será libre pero el precio por patinar durante media hora será de 6 euros.

El centro de la ciudad contará con una segunda pista de hielo en los Jardines del Descubrimiento de la Plaza de Colón. Será de 500 metros, con un aforo estimado para 1.500 personas y la delimitación de dos áreas, para niños y adultos. Estará abierta del 17 de diciembre al 15 de enero, aunque este plazo podría ampliarse hasta el 29 de ese mes. La pista de hielo de Colón contará además con actividades de ocio, culturales, de animación y restauración. El pase para patinar costará entre los 4 y los 5 euros, dependiendo del día de la semana y si es festivo o no, y permitirá acceder al recinto de hielo durante media hora.

Publicidad

Feria Navideña y luces

Otra de las novedades de las fiestas del próximo mes afecta a una de las apuestas personales de Carmena: la Navideña Feria Internacional de las Culturas. En la programación de 2015, este evento se celebró en Conde Duque y este año se trasladará a Matadero. Está previsto superar las cifras del año pasado en lo que respecta a la participación de embajadas e instituciones culturales de otros países hasta llegar, probablemente, a las 65.

La iluminación navideña en las calles será la misma que en las pasadas navidades. Se encenderá antes del último fin de semana de noviembre y volverán a utilizarse los diseños elaborados por, Ana Locking, Purificación García, Ángel Schlesser, Hannibal Laguna, Ben Busche, Teresa Sapey, Roberto Turégano, Adolfo Domínguez, Sergio Sebastián y Victorio & Luchino.